Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un mes de recuperación

  • Ha habido "suerte" dentro de lo que cabe
Ha habido "suerte" dentro de lo que cabe
Redacción Redacción

El portero el Real Madrid, Jerzy Dudek, pasó ayer por el Hospital Sanitas La Moraleja nuevamente para una nueva revisión médica de la  fractura subcondilar mandibular no desplazada que sufrió en el partido ante el Auxerre.

Aunque en la misma noche del partido parecía inevitable la operación, el propio jugador confirmó que la última visita médica había servido para descartar el paso por el quirófano. Para evitar el paso por el quirófano, el equipo de maxilofaciales le realizó un bloqueo intermaxilar con bandas elásticas. Cuatro horas más tarde, el madridista abandonaba la clínica con mucho mejor ánimo y con una sonrisa que evidenciaba su satisfacción por evitar la operación. "Estoy mejor, no me operan. Estaré cuatro semanas de baja", dijo alzando el pulgar como señal de que estaba OK.

Dudek debutó esta temporada en partido oficial el pasado miércoles en Champions. En el minuto 43 de partido, el guardameta chocó fortuitamente con Contout con mala suerte que el hombro del futbolista galo le provocó una fractura en la mandíbula que le obligó a retirarse del terreno de juego. Después de este tratamiento, Dudek deberá permanecer en control evolutivo entre siete y diez días. Si el proceso de recuperación es satisfactorio, se reincorporará con el resto del grupo a mediados del mes de enero.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información