Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Javi García vuela, Pedro León resbala

  • Los dos son muleños y ambos conocen el Madrid, pero el primero triunfa en el Benfica y el otro vive un calvario con Mourinho
Los dos son muleños y ambos conocen el Madrid, pero el primero triunfa en el Benfica y el otro vive un calvario con Mourinho
PALLARÉS RIPALDA PALLARÉS RIPALDA

Cara y cruz para dos futbolistas muleños. El miércoles, mientras Javi García era encumbrado en Portugal al pedestal de los ídolos tras su golazo con el Benfica al Oporto, en partido de Copa que le permitió imponerse a domicilio (0-2), Pedro León se tenía que conformar con presenciar el partido Real Madrid-Sevilla, también de Copa, vestido de paisano.

 

 'Muro de acero' fue el calificativo con el que la prensa portuguesa se refería ayer a Javi García. Se convirtió en un valladar en el centro del campo del Benfica con la guinda de marcar un espectacular gol desde treinta metros.

 Este futbolista ha sabido sobreponerse al poco caso que al final se le hacía en el Real Madrid. Manuel Pellegrini no contaba con él, tras haberlo repescado de Osasuna, y el año pasado aprovechó la oportunidad que le ofreció el Benfica para rehabilitarse como un futbolista de muchos quilates. Siete millones de euros pagaron los lisboetas.

 Por su parte Pedro León a buen seguro que echa en falta la placidez que conoció la pasada temporada como jugador del Getafe y que le permitió desarrollar toda la exquisitez del fútbol que atesora su cabeza y ejecutan sus botas. Míchel ha sido el entrenador que mejor lo ha entendido y que más rendimiento le ha sacado.

 Es cierto que este muleño forma parte del Real Madrid, que junto con el FC Barcelona es lo máximo y por lo tanto algo que sólo está reservado para un reducido grupo de elegidos, pero la camiseta blanca no le está dando nada de suerte.

 El último episodio ha sido el nuevo 'arresto' al que lo ha sometido Mourinho, dejándolo fuera del partido de Copa del Rey contra el Sevilla. ¿Motivo?, en medio del ambiente bastante convulsionado que se vive en el seno del Real Madrid en el entrenamiento del lunes Gago y Pedro León se 'engancharon' a raíz de una entrada del argentino al de Mula -según recogía el diario 'Marca'- y a diferencia de otros sucesos como este, el incidente no se resolvió en la cancha sino que posteriormente, en el vestuario, los dos jugadores volvieron a enfrentarse.

  A la espera de lo que decida el club. por si considera que debe ponerles algún tipo de sanción, Mou lo tuvo claro y a los dos los dejó fuera de una convocatoria en la que tenían muchas posibilidades de entrar dado que el propio entrenador se había quejado de que tenía a la mayoría de jugadores titulares con sobrecarga de partidos.

 Carne de banquillo

 Pedro León llegó este verano al Santiago Bernabéu procedente del Getafe. 10 millones de euros pagó el club de Florentino Pérez y al jugador se le hizo un contrato para seis años. Era el tercer fichaje que hacían los blancos tras la llegada de José Mourinho como entrenador. Le habían precedido Sergio Canales y Di María.

 Al de Mula le avalaba una campaña de dulce con el equipo azulón con el que había jugado 42 partidos oficiales y marcado nueve goles. El colofón había sido clasificar al Getafe para la Europe Ligue.

A medida que fue avanzando la pretemporada y la liga 2010-11 se preparaba para alzar su telón, en los esquemas tácticos del Real Madrid el nombre de Pedro León olía a banquillo.

 Se llevaba un mes de competición, en pleno mes de septiembre, y cuando a la prensa de Madrid le extraña que Mourinho no lo convocase para el partido de la 'Champions' ante el Auxerre, después de que hubiese sido clave en el partido anterior de liga contra el Levante, el técnico blanco perdió la paciencia y soltó textualmente: «No tengo que justificarme. Habláis de Pedro como Zidane, Di Stéfano o Maradona y es un buen futbolista que hace dos días jugaba en el Getafe.

 Si trabaja como me gusta a mí es más fácil que juegue; si no, es más difícil». Estaba claro que venía a insinuar falta de compromiso por parte del murciano.

 La coincidencia de que el Real Madrid se enfrentara al Real Murcia en la Copa del Rey se entendió como un excelente motivo para reivindicar la figura de Pedro León. El propio Mourinho le lanzó varios piropos, le hizo jugar en Nueva Condomina e incluso el día de la víspera los dos estuvieron firmando juntos autógrafos en el hotel de concentración en Murcia.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información