Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Con Mateu Lahoz, nuca se ha ganado como visitante

  • Un empate y dos victorias
Un empate y dos victorias

Antonio Miguel Mateu Lahoz se ha convertido involuntariamente en el protagonista de los días previos al Espanyol-Real Madrid. "Lo quiero cada domingo", se soltó Jose Mourinho tras el reciente derbi copero que acabó con victoria blanca ante el Atlético por 3-1.

 

 

Esta afirmación, unida al constante recordatorio durante esta semana sobre que Cristiano Ronaldo recibe casi el doble de faltas que Lionel Messi, hacen que su arbitraje inquiete en el españolismo. "Espero que todo lo que se está diciendo no le condicione", advirtió ayer Mauricio Pochettino.

El entrenador del Espanyol no quiere caer en el victimismo, pero sí recordó que "en la semana previa al derbi -el pasado mes de diciembre- se habló mucho (de la supuesta agresividad de los pericos) y luego no pudimos ni acercarnos a los jugadores del Barcelona".

 

En aquella ocasión, pitó Undiano Mallenco. Lahoz, por contra, tiene fama de permisivo. "A veces el fútbol es demasiado quisquilloso y olvidamos que se trata de un deporte de contacto. En Getafe nos gustó, dejó jugar y eso es lo mejor para todos", justificó Pochettino, quien no hizo hincapié en una polémica acción durante aquel 1-3 en el Coliseum Alfonso Pérez: el colegiado valenciano obvió un clarísimo penalti sobre Sergio García.

Ciertamente, Mateu Lahoz es el árbitro de Primera que menos infracciones señala. Y, pese a la predilección que Mou siente por él, el Real Madrid nunca ha ganado como visitante con un arbitraje suyo en la Liga: un empate y dos victorias.

 

Para el Espanyol, la estadística es insuperable: sólo le ha dirigido un partido como local, que terminó con triunfo. Y de los tres únicos penaltis que ha señalado en Primera, uno fue favorable a los pericos.

Ida y vuelta.

Si Mateu Lahoz es permisivo, Pochettino prevé "un partido de ida y vuelta". "El Madrid no es tan asociativo como el Barça, pero tiene un juego muy directo que te hace daño. Nosotros estamos convencidos de lo que debemos hacer", avisó.

Finalmente, lanzó un mensaje de sentimiento perico: "La ilusión y el trabajo a veces compensan a los millones".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información