Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El día con mamá

  • Cristiano Ronaldo aprovechó el día de descanso para almorzar con Dolores Aveiro en Sion
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid
Cristiano Ronaldo salió ayer, por primera vez desde que comenzó la Eurocopa, del cuartel general de Portugal durante el torneo, el hotel Beau-Rivage de Neuchatel. El futbolista decidió aceptar la oferta que su agente, Jorge Mendes, le hizo, de disfrutar de la lancha de uno de sus amigos para cruzar el Lago Neuchatel y reunirse con su madre en Sion, donde almorzó.

Según la Prensa portuguesa, Cristiano Ronaldo abandonó a primera hora de la mañana el hotel de concentración de la lusa en Neuchatel junto con Paulo Flor (responsable de seguridad de la selección portuguesa), Carlos Godinho (director deportivo de la Federación Portuguesa) y los también internacionales portugueses Petit y Jorge Ribeiro, también representados por Mendes y a quien les fue ofrecida la misma posibilidad de aprovechar la lancha para esquivar posibles persecuciones en coche. Los tres futbolistas tomaron la embarcación, propiedad de Isidoro Armenio, para desplazarse hasta Yverdon-les-Bains, a unos 80 kilómetros, para desde ahí pasar el día libre como quisieran.

Cristiano Ronaldo tomó entonces un vehículo que el propio Mendes, que estaba de viaje en Croacia, había dejado a su disposición y fue trasladado a Sion, a unos 130 kilómetros, ciudad en la que almorzó junto a su madre, Dolores Aveiro, y su hermana Aima, antes de volver a hacer el camino en dirección a Neuchatel, a donde llegó alrededor de las siete de la tarde.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información