Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Lyon dejó de ser bestia negra

  • El Madrid consiguió vencer a los franceses tras siete intentos fallidos.
A la octava fue la vencida
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

El Real Madrid acabó de una vez por todas con una maldición que le ha supuesto más de un quebradero de cabeza en la Champions. En concreto han tenido que pasar hasta ocho partidos para que los blancos hayan conseguido de una vez por todas doblegar al conjunto francés.

 

Y es que estos equipos se han enfrentado en cuatro de las últimas seis ediciones de la Champions League. La primera vez fue en la temporada 2005/06, en la fase de grupos de dicha competición, y los resultados fueron nefastos para el equipo madridista: 3-0 en el estadio de Gerland, y 1-1 en el Santiago Bernabéu. Al año siguiente el conjunto madridista tuvo la oportunidad de vengarse, pero ni por esas, ya que volvieron a perder en Francia por 2-0 y empataron en Madrid a dos.

Dos años después el destino quiso que estos equipos volvieran a cruzarse, pero en la eliminatoria de octavos de final. Manuel Pellegrini cayó también en la trampa del gran juego físico de los galos, ya que tampoco ganó uno solo de los dos encuentros (1-0 y 1-1). Pero como reza el tópico, las estadísticas están para romperlas, y después de cosechar un meritorio empate a uno en Lyon, los blancos por fin consiguieron doblegar al Olympique de Lyon tras siete asaltos inútiles. Ha sido larga, pero la espera ha merecido la pena.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información