Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una huelga que vendría bien…o no

  • ¿Se imaginan cuatro Madrid – Barça en apenas catorce días?
¿Se imaginan cuatro Madrid – Barça en apenas catorce días?
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Hacer huelga se ha puesto de moda. Unas veces son los funcionarios, otras los controladores, y ahora el fútbol se ha apuntado a esta tendencia. Una circunstancia en la que el Madrid, de momento, ni apoya ni rechaza, aunque al Madrid ciertamente le puede venir bien que se retrase una semana el partido ante el Sporting… o tal vez no.

 

Si finalmente la huelga sale adelante y la jornada del 2 y el 3 de abril no se disputa y se corre el calendario una semana, el Madrid sacaría una conclusión positiva de esto, y es que la eliminatoria ante el Tottenham la podría preparar con todo la tranquilidad del mundo. En primer lugar porque, al no jugarse el próximo fin de semana, Mourinho podría preparar ese partido en Valdebebas durante una semana, y no habría riesgo de que alguno de sus jugadores se lesionara ante los gijoneses (a no ser que alguno de ellos llegará tocado de su concentración con la Selección).

Además, se quitaría entre medias el marrón de tener que jugar entre medias de la eliminatoria ante los ingleses contra el Athletic de Bilbao en San Mamés, ya que de haber parón ese partido se disputaría sabiendo si el Madrid está clasificado o no para las semifinales de la Champions.

Hasta aquí es donde llega la parte positiva de esto. Y es que, si hubiera parón, el calendario se complicaría para el Madrid más de lo que ya está ahora. Y es que, de haber huelga y de eliminar al Tottenham en la Champions, Real Madrid y Barcelona se enfrentarían hasta en cuatro ocasiones en tan solo 14 días: 20 de abril (final de la Copa del Rey, 23 de abril (partido de Liga), y el doble partido en las semifinales de la Copa de Europa (26 de abril y 4 de mayo).

Por si fuera poco, entre medias de esas cuatro ‘finales’ los blancos tendrían que jugar en los siempre difíciles estadios de Mestalla y San Mamés ante el Valencia y el Athletic de Bilbao. Un calendario muy condensado de partidos importantes que a buen seguro dejaría anímica y físicamente agotados a los jugadores del Real Madrid. Pero es que hay más, y es que la Liga, en vez de terminar a finales de mayo, lo haría casi a mediados de junio, con lo que ello supone a la hora de planificar la pretemporada y el regreso de los jugadores de sus vacaciones. En definitiva, un follón de cuidado en el que el Madrid puede salir seriamente perjudicado… o no. Depende de la opinión de todos ustedes…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información