Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça le pide 50 kilos al Madrid o a la COPE

  • Sigue candente el tema del dopaje.
Sigue candente el tema del dopaje
Defensa Central Defensa Central

Saludos, amigas y amigos de DC. Aquí, desde mi guarida madridista, os haré llegar a todos vosotros todo lo que se dice y se habla del Real Madrid por estas tierras. Desde los medios de comunicación de Cataluña acusan a lo que ellos llaman 'la Prensa Mesetaria' de hacer todo lo posible para intentar desestabilizar al Barcelona. Yo os voy a demostrar que lo que se dice aquí del Real Madrid poco o nada tiene que ver con el seny del que tanto presumen los culés. Y para muestra un botón: os voy a desvelar cuáles son los planes ocultos que tiene en mente Sandro Rosell para conseguir del Real Madrid ni más ni menos que 50 millones de euros para, con ellos en el bolsillo, intentar fichar a Cesc Fábregas.

El Barcelona sigue mareando la perdiz con el tema del dopaje. Según un periódico deportivo culé, los servicios jurídicos del Barcelona ya tendrían preparada una demanda por la cual reclamarían al Real Madrid o a la Cadena COPE hasta 50 millones de euros por los supuestos daños morales que se la habrían hecho a la entidad blaugrana por esa acusación de dopaje, la cual aún no está demostrada que haya salido desde el club blanco.

Disparar como un mono con dos pistolas. Eso es lo que ha estado haciendo el Barcelona desde que la Cadena COPE se hiciera eco de una información en la que el R. Madrid estaría estudiando el realizar una petición formal a la RFEF de endurecer el sistema de antidoping en el fútbol español, muy blando si se compara con otras disciplinas deportivas como es el ciclismo, el tenis o el atletismo.

La entidad presidida por Sandro Rosell asegura que su único propósito es el llegar hasta el fondo de la cuestión en todo este asunto, es decir, quiere saber si lo que dijo el periodista Juan Antonio Alcalá o, por el contrario, averiguar quién del Real Madrid les hizo saber esa información a la cadena COPE. Aquí está el primer error de base, ya que el periodista, sea quien sea y diga lo que diga, no tiene la obligación de revelar su fuente. Así que el Barcelona, por mucho que sus servicios jurídicos presuman de saber como llegar al fondo de esta cuestión, no está actuando en la dirección correcta, ya que no hay manera posible de saber si esa información salió de alguien en concreto del Real Madrid, sea Florentino Pérez o el que sea.

Por tanto, al Barcelona sólo le queda recurrir a medidas disuasorias para ver si alguien se da por aludido. Tras pedir un estudio a una empresa internacional para cuantificar en millones de euros el daño moral que se la habría hecho al club con esa supuesta acusación de dopaje, éste ha llegado a la conclusión de que esa daño está valorado en 50 millones de euros. Esa cantidad será reclamada o bien al Real Madrid (la supuesta fuente de la información) o bien a la Cadena COPE (por ser el medio de comunicación emisor de esa información). Sería una medida sin precedentes en el fútbol español, ya que sería la primera vez que se pondría una demanda sin que el demandante sepa realmente a quién quiere denunciar.

¿Y por qué 50 millones? Por todos es sabido que el Barcelona no se encuentra en una situación muy boyante en lo económico, y para salir adelante ha recurrido a las fuentes de financiación más inverosímiles, como el acuerdo con un estado que poco tiene que ver con un régimen democrático (firma con Quatar Foundation). Por si los 30 millones de euros anuales que les paga esa Fundación les pareciera poco, el Barcelona ahora quiere, con una demanda en la que no saben a quién denunciar, obtener una indemnización valorada en 50 millones para…¡fichar jugadores para la próxima temporada! Es más, se comenta que ese dinero podría servir para fichar…¡a Cesc Fábregas!

Como se puede ver, el Barcelona está dando palos de ciego en todo este asunto. Primero, porque 'no saben' a quien denunciar, si al Real Madrid o la Cadena COPE, algo insólito. Y segundo, porque desde esa duda ignorante quieren hacernos creer a todos que ellos son las víctimas de todo este asunto, mientras que a escondidas traman un plan para intentar conseguir una financiación extra para paliar su millonaria deuda. Un plan que no llegará a buen puerto, si es que en Barcelona impera el sentido común. Ese seny del que tanto han presumido a lo largo de su historia...

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información