Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"El Madrid tiene Xabi – dependencia"

  • Cuando Xabi Alonso falta en el equipo no hay nadie en la plantilla que sea capaz de asumir las dotes de mando
Daniel Castellanos – La Opinión
Daniel Castellanos – La Opinión Daniel Castellanos – La Opinión

El 4-0 cosechado ante el Tottenham en el Santiago Bernabéu pasará a la historia como una de las noches más mágicas que haya vivido el madridismo en una noche europea. Y también será recordado como el día en que quedó comprobado que el Real Madrid tiene Xabi – dependencia.

 

Pese a todo el dinero gastado en Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Özil, Di María, etc, el Real Madrid no depende ni de un portugués, ni de brasileños ni alemanes. Es un tolosarra, Xabi Alonso, el que hace que este equipo carbure o no. Es cierto que no vende tantas camisetas como algunos otros, y tampoco tiene la sonrisa angelical de otros. Nos duela o no, este equipo, capaz de deslumbrar como lo hizo ante el Tottenham, se convierte en algo tenebroso cuando el jugador criado en la Real Sociedad no está en el equipo titular.

Y basta con remitirse a los hechos. Hace tan solo cinco días, en el mismo escenario en el que el madridismo vivio el martes una noche de éxtasis, esa misma afición vio con sus propios ojos un espectáculo lamentable ante un Sporting de Gijón que, agarrado a una buena predisposición sobre el terreno de juego y una cierta dosis de suerte, se llevó los tres puntos del Bernabéu. Y dio la casualidad que ese día no estuvo sobre el terreno de juego Xabi Alonso.

Fue ese un partido más propio de patio de colegio, con el pelotazo como único recurso del Madrid para intentar hacer daño en la portería defendida por Juan Pablo. Y todo porque cuando Xabi Alonso falta en el equipo no hay nadie en la plantilla que sea capaz de asumir las dotes de mando y dirección que el tolosarra tiene en el equipo Pero esto no pasó solo el día que se perdió ante el equipo asturiano. Ante Sevilla y Mallorca, días en los que también el mediocentro español no pudo jugar, el Bernabéu fue testigo también de otra tortura de partido.

Es llamativo pues que, con la sola presencia de Xabi Alonso en el centro del campo, el Madrid cambiara de una forma tan radical su forma de jugar respecto a lo que se vio ante el Sporting. Pese a todos los millones gastados por la entidad en fichajes en los dos últimos años, llama la atención que el que lidere el equipo sea uno que ni venda camisetas, y que tampoco tenga una sonrisa Profiden. No reune todos esos atributos más propios de estrellas de Hollywood que de jugadores de fútbol, pero juega al fútbol como los ángeles, que es de lo que aquí se trata. Su segunda parte ante el Tottenham fue digna de enmarcar en todos los aspectos, de ahí que Defensa Central no dudara en ponerle un diez por su actuación ante el Tottenham.

Que una plantilla como la del Madrid dependa de un gran jugador como Xabi Alonso no puede ser motivo de disgusto para nadie. Lo que sí es triste es que, después de todo lo gastado, este jugador no tenga un sustituto de garantías para cuando no pueda jugar, y que sean dos ‘troncos’ como Lass y Khedira los encargados de crear fútbol (digo ‘crear’ por decir algo). Imagino que Valdano y Pardeza, que para algo estarán, habrán tomado buena nota del déficit que tiene la plantilla en este aspecto, y habrán pensado en alguna solución para paliar este problema. Por si no lo han hecho, yo les daré dos alternativas, a ver que les parece: Borja Valero y Fran Rico.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información