Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Seis días para volver a la gloria

  • Los de Mourinho vivirán esta semana dos de los partidos más intensos del año.
Los de Mourinho vivirán esta semana dos de los partidos más intensos del año
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Esta semana se antoja como una de las más decisivas que puede vivir el Real Madrid de aquí a que acabe la temporada. Y es que los de Mourinho se juegan el ser o no ser en la Champions en Londres ante el Tottenham, y yambién el seguir vivos matemáticamente en la Liga algunas semanas más en la visita del Barcelona al estadio Santiago Bernabéu.

 

Y, para el gozo de todos los madridistas, el equipo llega a esta fase decisiva de la temporada en su mejor momento momento anímico y físico. La moral de los jugadores está por las nubes tras las contundentes victorias cosechadas ante el Tottenham hace cinco días (4-0) y la conseguida en San Mamés ante el Athletic de Bilbao (0-3) presentando una alineación repleta de jugadores poco habituales. Lejos quedan ya el desánimo y la tristeza de cuando se perdió ante el Sporting de Gijón en el Bernabéu (0-1)

Y físicamente el equipo también llega en un momento dulce. Con la enfermería prácticamente tras la recuperación de todos los ‘tocados’, jugadores que hace unos meses parecían estar agotados por la acumulación de partidos (casos de Di María y Marcelo) parecen volver a su mejor pico de forma ahora que se deciden todos los títulos oficiales. Y en los próximos seis días el Real Madrid pone en liza dos de ellos, la Champions y la Liga.

Toca dar el do de pecho. Primero en Londres, donde los de Mourinho deben intentar cerrar la eliminatoria tras el 4-0 cosechado en el partido de ida. Habrá que ver como encara el técnico portugués ese partido: ¿jugará con un trivote en el White Hart Lane?, ¿volverá Benzema al once titular?, ¿quién será el sustituto de Pepe en el centro de la defensa? Son muchas incógnitas que se irán desvelando en los próximos días.

Más interrogantes hay si cabe a la hora da valorar el encuentro del 16 de abril ante el Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu. Con la final de la Copa del Rey a cuatro días vista, habrá que ver si Mourinho reserva a algunos de sus jugadores insignia de cara a ese decisivo encuentro o si, por el contrario, apuesta por su once de gala. En juego está el seguir vivos en una competición que, no obstante, sigue siendo la más complicada de conseguir para el bando madridista.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información