Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho es el mejor antídoto contra Messi

  • El futbolista del Barcelona no ha sido capaz de marcar a ningún equipo dirigido por el luso
Siempre le ha frenado
Diego Vargas Diego Vargas

José Mourinho puede presumir de tener un plan anti-Messi. El entrenador del Real Madrid se ha enfrentado al FC Barcelona en once ocasiones desde que comenzó sus andanzas en los banquillos. Seis con el Chelsea, cuatro con el Inter y una con el club merengue. En ninguna de ellas el argentino ha conseguido hacer gol.

El técnico luso sabe perfectamente cómo detener al delantero azulgrana y lo ha demostrado en todos sus enfrentamientos. El primer choque de Mourinho ante el Barcelona llegó en octavos de final de la Liga de Campeones de 2004-05. El portugués dirigía por aquel entonces al Chelsea, que pasó la eliminatoria tras remontar en Stamford Bridge el 2-1 de la ida (4-2). Un Messi recién ascendido al primer equipo no jugó ninguno de los dos partidos, pero sí estuvo en el banquillo en el encuentro del Camp Nou.

Sin embargo, el argentino fue cogiendo peso en la plantilla antes de que ambos clubes volvieran a verse las caras en 2006, nuevamente en octavos de final de la Champions. El encuentro de Londres finalizó con 1-2 (Eto’o y Terry en propia meta), en el famoso partido del “teatro” de Messi con Asier Del Horno. En la vuelta, Ronaldinho haría el gol de los culés para el definitivo 1-1 después de que Messi cayera lesionado en la primera mitad.

En la 2006-07, ambos equipos se enfrentaron por tercer año consecutivo, esta vez en la fase de grupos. En Stamford Bridge ganaron los locales por 1-0, mientras que la vuelta finalizó con empate a dos goles (Deco y Gudjohnsen).

Hasta el año 2010 no llegó el siguiente enfrentamiento de Mourinho contra los culés. El Inter y el Barcelona se encontrarían en la fase de grupos de la Champions, con victoria para los culés en el Camp Nou (2-0), en un encuentro que Messi se perdió por lesión. En Italia ambos conjuntos empataron sin goles. Más tarde el destino quiso que se encontraran nuevamente en semifinales, y el Inter de Milán dejó en la cuneta al Barcelona venciendo 3-1 en Italia (Pedro anotó el gol azulgrana) y aguantando el resultado en el Camp Nou (Piqué hizo el único tanto del partido).

Posteriormente, el técnico luso ficharía por el Real Madrid, con quien visitó a los catalanes en el primer clásico de la temporada. Los culés golearon a los blancos por 5-0, pero ninguno de esos cinco fue obra de Messi, que nuevamente se quedó con las ganas.

De esta forma, el argentino ha participado activamente en ocho de los enfrentamientos de Mourinho ante los culés. Y nunca ha sido capaz de anotar un tanto al equipo dirigido por el luso, fuera el Chelsea, el Inter o el Madrid. Veremos si Mou vuelve a sacar a relucir su plan en los próximos cuatro clásicos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información