Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho ha jugado ante el Barça cinco veces con 10 hombres en 12 enfrentamientos

  • Casi la mitad de los partidos disputados por el portugués ante los culés acabaron con superioridad numérica del equipo catalán. Este dato reafirma las acusaciones del entrenador blanco.
Mou tiene más razón que un santo en sus quejas hacia el trato que reciben los culés
Defensa Central Defensa Central

Ya había lanzado dardos envenenados según se aproximaba la fecha del primer Madrid-Barcelona, sin embargo, Mourinho se despachó a gusto (y con razón) en contra de las decisiones arbitrales que ha sufrido a lo largo de su carrera como entrenador siempre que ha tenido enfrente al Barcelona como rival. El portugués argumentó que estaba harto de “jugar 10 contra 11 siempre que me enfrento con el Barcelona tanto en España como en Europa”. Y razones no le faltan al entrenador del Real Madrid.

La estadística dice que Mourinho se ha enfrentado hasta en 12 ocasiones con el Barcelona desde que es entrenador. Y el balance, por desgracia para él y para confirmación de su teoría, es de cinco expulsiones de jugadores de Mourinho por ninguna de jugadores del equipo culé. Una exageración de diferencia. Esto viene a decir que, prácticamente, en el 50% de los partidos que Mourinho tiene enfrente al Barcelona acaba con un jugador menos. De traca.

Por si esto fuera poco, si repasamos cómo se produjeron las cinco expulsiones, podríamos decir que únicamente una fue justa, la que sufrió Sergio Ramos en el partido del Camp Nou de la primera vuelta. El resto de inferioridades numéricas de los diferentes equipos de Mou ante los catalanes han sido de chiste. Empezando por la de Albiol del pasado sábado. Un forcejeo que, a lo sumo, debía haberse castigado con penalti y amarilla. Y todo ello con un Villa muy oscarizado en su caída a la hierba.

También en Inglaterra y en Italia ha tenido que sufrir Mourinho el arbitraje pro barcelonista que reina en España y Europa en la actualidad. Siendo entrenador del Chelsea, Mourinho vio como le expulsaron a Drogba (2004-05) y a Del Horno (2005-06). La primera por un encontronazo con Valdés y la segunda con actuación cómica de Messi, que comenzaba a realizar sus primeros pinitos de simulación avanzada. Y ya en el Inter de Milán, la temporada pasada, fue Busquets el que sacó sus dotes interpretativas para expulsar a Motta el día en el que los aspersores cobraron vida propia en el Camp Nou ¿Tiene razón Mourinho para quejarse? Después de todo esto, parece que se ha quedado corto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información