Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kaká vuelve con un pan bajo el brazo

  • El futbolista del Madrid regresa de Brasil "feliz" por conocer a su hija Isabella y por su buena racha con el equipo
El brasileño atraviesa uno de sus mejores momentos como madridista
Diego Vargas Diego Vargas

Kaká ya se encuentra en Madrid después de su viaje relámpago a Brasil, donde se marchó el domingo para conocer a su hija recién nacida. La noche del sábado la esposa del futbolista blanco dio a luz a Isabella y Kaká obtuvo permiso del club para marcharse a Sao Paulo para verla por primera vez.

Con una sonrisa de oreja a oreja, el centrocampista del Real Madrid ha firmado autógrafos en el Aeropuerto de Barajas, a pesar de llegar con dos horas de retraso. Desde allí se ha marchado directamente hacia Valdebebas, donde se ha reincorporado al entrenamiento del equipo para preparar el choque de ida de semifinales ante el FC Barcelona.

El brasileño se ha declarado feliz por volver a ser padre y también por sus últimas buenas actuaciones ante Athletic y Valencia: “Ha cambiado la suerte. El último partido fue muy bueno, espero que continúe así”, afirmó en declaraciones a los medios de comunicación.

Salió del aeropuerto no sin antes protagonizar la anécdota del día: el centrocampista del Real Madrid tuvo problemas a la hora de abonar el importe del párking, ya que la máquina no cogía la tarjeta y se vio obligado a pagar en efectivo en cabina ante la sorpresa de la encargada: “¿quién es este hombre?”.

Kaká afronta ahora un momento completamente distinto en su vida, con el nacimiento de su segundo hijo y con su nuevo rol en el equipo, donde probablemente cuente a partir de ahora con minutos en Liga para despegar definitivamente en el club merengue. Su intención es quedarse en el Real Madrid: ¿conseguirá convencer a Mourinho?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información