Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Adiós a dos años inmaculados

  • Mourinho pone fin a su racha de imbatibilidad en eliminatorias.
Mourinho pone fin a su racha de imbatibilidad en eliminatorias
Agencias - DC Agencias - DC

El entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, ha visto quebrada una racha que acumulaba desde hace más de dos años, tiempo en el que no perdía una eliminatoria a doble o único partido, después de haber caído ante el FC Barcelona en las semifinales de la Liga de Campeones.

El técnico luso había perdido por última vez un cruce el 23 de abril del año 2009, cuando entraba al Inter de Milán y sucumbió en las semifinales de la Copa de Italia ante la Sampdoria, después de ser goleado (3-0) en la ida y lograr un insuficiente triunfo por la mínima en la vuelta. A partir de ahí, el de Setúbal, al que siempre se le ha alabado su capacidad para preparar enfrentamientos de 180 minutos, presentaba un balance sobresaliente, después de hacer historia con el conjunto lombardo el curso pasado, con el que logró el 'triplete'.

En el torneo del 'k.o' que acabó conquistando con el Inter de Milán comenzó con la victoria por la mínima ante el Livorno gracias a un gol de Wesley Sneijder, el cual permitió la clasificación a cuartos -hasta semifinales no hay doble partido en Italia--, donde le esperaba el 'clásico' del fútbol transalpino. Ante la Juventus de Turín, el Inter de Milán tuvo que sudar para remontar (2-1) el tanto inicial de Diego. En la última eliminatoria, dos victorias por (1-0 y 0-1) ante la Fiorentina, lanzaron a los 'nerazurri' a la gran final, donde también pudieron con la Roma.

Triplete con el Inter de Milán

Pero el gran éxito de Mourinho en Milán, por el que será recordado eternamente en Milán, es la conquista de la Copa de Europa, segunda que ganaba en su historia. Y el camino hacia el Santiago Bernabéu no fue nada fácil, ya que tuvo que lidiar con un enfrentamiento para el que se tiene que preparar "emocionalmente". Después de ser segundo de grupo por detrás del Barcelona, en octavos de final se encontró con el Chelsea, su exequipo y uno de los más poderosos del continente. Un 2-1 en el encuentro de ida y una victoria por 0-1 en Stamford Bridge gracias a un gol de Samuel Eto' o permitieron a los suyos colocarse entre los ocho mejores de la competición.

El siguiente escollo fue más asequible que lo que se encontró hasta el momento, ya que el CSKA de Moscú no puso en excesivos problemas al Inter y solventó el cruce gracias a un gol de Diego Milito en la ida y a otro de Sneijder en el partido de vuelta, lo que les llevaba directamente a medirse al campeón de Europa. El Barcelona, donde el de Setúbal dio sus primeros pasos como técnico fue la última piedra en el camino antes de la final. Un 3-1 en el Giuseppe Meazza, remontando el tanto inicial de Pedro, y una derrota por la mínima en los últimos instantes en el Camp Nou sellaron el pase a la gran final.

Tras el pitido final, llegó el escándalo cuando Mourinho salió a celebrar el pase de forma ostentosa y provocó el enfado y la trifulca entre los miembros de ambos banquillos, amén de los aspersores que saltaron en el feudo blaugrana impidiendo la celebración sobre el campo del equipo que tomaría su relevo en el trono. Un soberbio Diego Milito redondeó la mejor temporada de la historia del club con dos obras de arte en Madrid, que valieron para tumbar al Bayer de Munich y darle una Liga de Campeones al Inter de Milán 45 años después. 'The Special One' hizo honor a su nombre y no celebró el título con la plantilla, sabiendo que desembarcaría en la capital de España.

El Barcelona frena la racha de Mourinho

Con el Real Madrid, Mourinho le dio una importancia especial a la Copa del Rey desde su llegada, una competición que había sido una tragedia continúa en Chamartín durante los últimos años. Después de eliminar sin excesivas dificultades a Murcia y Levante, consiguiendo dos goleadas como locales, llegaron los puertos de primera categoría. En cuartos de final, ante el rival de la ciudad, el cuadro madridista volvió a demostrar que es superior y con un 3-1 en la ida y un 0-1 con gol de Cristiano Ronaldo, pasaron a semifinales, donde derrotaron al Sevilla también con dos triunfos (0-1 y 2-0), retándose con el Barça en la gran final de Mestalla.

El 20 de abril, ambos equipos levantaron un monumento al fútbol y paralizaron España durante 120 minutos. Una batalla que acabó llevándose el equipo de la capital gracias a un tanto soberbio de cabeza de Cristiano en la segunda parte de la prórroga. Pero ha sido en la 'Champions' donde se han superado todas las barreras y fantasmas de los últimos años. Además, se empezó en octavos de final ante el Olympique de Lyon, un quebradero de cabeza constante para el Madrid, que con una goleada como local acabó haciendo bueno el empate (1-1) de Gerland.

En cuartos de final, el Tottenham fue un juguete en manos de un equipo que volvió a llevar el delirio a sus aficionados con una goleada (4-0) en el Santiago Bernabú. El trámite de White Hart Lane lo cerró el '7' blanco con un tiro lejano que se le coló al portero Gomes. Por lo tanto, no ha sido hasta el 3 de mayo del 2011 cuando se ha roto una racha que duraba más de dos años, en las que Mourinho fue capaz de salir victorioso de todas las eliminatorias que disputó. Al final, el eterno rival, al que dejó sin la final de Madrid el año pasado, le ha dejado a él sin ampliar un registro que ya de por sí era espectacular.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información