Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou se siente traicionado por Pedro León

  • Al técnico no le ha gustado que el jugador le haya criticado a sus espaldas.
Confidencial - Defensa Central
Confidencial - Defensa Central Confidencial - Defensa Central

Mucho ha dado que hablar a lo largo de la temporada la poca consideración que José Mourinho ha tenido hacia Pedro León. El extremo de Mula, salvo los minutos que hace unas semanas jugó ante el Valencia, lleva todo el 2011 prácticamente inédito. Y la pregunta aún está en el aire: ¿por qué técnico y jugador no se entienden?

 

Ya se sabe que José Mourinho es un entrenador que, tanto en las ruedas de prensa como en el día a día con sus jugadores y su cuerpo técnico, le gusta ir de frente. Mourinho es ante todo una persona sincera con todo y con todos, y por ende él espera que todas las personas que en el día a día le rodean lo sean también con él. Por ello, no hay nada que moleste más al técnico madridista que sentirse apuñalado por la espalda por alguno de sus jugadores, y así es como se siente en el caso de Pedro León.

Lo cierto es que el ex del Getafe no ha sintonizado nunca con su entrenador. Y Mourinho cree que Pedro León le ha fallado, ya que se ha vengado de su suplencia con ‘rajadas’ a la prensa a sus espaldas, y con una dejadez total en los entrenamientos que ha obligado al entrenador a definitivamente tener que dejar de contar con él. Pero lo que más ha molestado a Mourinho no ha sido ni su desidia, ni su falta de franqueza, ni tampoco el poco espíritu de superación de la adversidad del jugador, sino que no haya sido sincero con él. Ese es el ‘quid’ de la cuestión.

Todo ocurrió en un entrenamiento cualquiera en Valdebebas. En plena sesión preparatoria, Pedro León empezó a rajar a lo ‘bajini’ del técnico delante de sus compañeros . Lo que no se esperaba el de Mula es que uno de sus compañeros ejerciera de ‘chivato’ de lo que se suponía que era una conversación privada en el seno de la plantilla. Esta ‘rajada’ llegó a oídos de Mourinho, que decepcionado por la falta de valentía del jugador por no decirle las cosas a la cara, le puso a partir de ahí definitivamente la cruz.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información