Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El insustituible Marcelo

  • Juega más minutos que nadie al ser el único lateral zurdo puro en la plantilla.
Juega más minutos que nadie al ser el único lateral zurdo puro en la plantilla
EFE - DC EFE - DC

Marcelo ha adquirido por méritos propios el ‘status’ de jugador imprescindible en el Real Madrid. Y lo ha hecho con un perfil de entrenador que, a priori, no parecía que fuera a encajar mucho con la forma alegre de entender el fútbol del lateral brasileño. Sin embargo, el hecho de ser el único lateral zurdo de la plantilla y el haber mejorado sus prestaciones defensivas han hecho que el técnico portugués haya confiado ciegamente en él.

 

Con Arbeloa como único jugador capaz de suplirle de verdad en la posición de lateral izquierdo, lo cierto es que Marcelo ha acabado por convertirse en uno de los jugadores de campo más utilizados por José Mourinho en la presente temporada. Una situación que ya se dio el año pasado con Manuel Pellegrini en el banquillo, en el que el brasileño fue, después de Iker Casillas y Xabi Alonso, el jugador que más minutos disputó esa temporada en el equipo madridista.

El ‘status’ de Marcelo en el equipo está empezando a asemejarse cada vez más al que en su día tuvo Roberto Carlos. Son dos tipos de jugadores con características similares: incansables a la hora de recorrer la banda, y con una facilidad para crear peligro en ataque de la que sólo disponen los carrileros brasileños. En sus once temporadas como jugador del Real Madrid el club casi no se molestó en ficharle un sustituto para los casos en los que no pudiera jugar en caso de lesión, sino que se reubicaba a otro jugador que pudiera rendir en el lateral y listo. Y así parece que va a ocurrir con Marcelo en las sucesivas temporadas.

Porque todo hace indicar que el fichaje de Altintop no va a ser, como muchos esperaban, para jugar en el centro del campo, sino que parece que Mourinho tiene pensado utilizar al jugador turco como jugador de refresco en los casos en que los laterales titulares, es decir, Sergio Ramos y Marcelo, no estén disponibles. Una decisión cuestionable para algunos pero que deja a las claras una cosa: Marcelo se ha ganado la confianza de su entrenador, y el Real Madrid tiene en sus filas a un jugador que, si no lo es ya, puede ser el mejor del mundo en su puesto de aquí a unos años. Y es que, con esos avales, ¿para qué fichar a un jugador que le compita el puesto al carioca?

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información