Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Neymar cambió una norma de la FIFA

  • Una paradinha del delantero generó todo un debate que trascendió hasta la máxima organización del fútbol mundial
El brasileño provocó una revisión del reglamento tras un intenso debate
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

Los dos goles de Neymar a Ecuador han vuelto a ponerle en el punto de mira de todo el mundo. El interés del Real Madrid en su fichaje es de todos conocido, y en todos los rincones del mundo se especula con el gran futuro que espera al brasileño en Europa. Sin embargo, su influencia en el mundo del fútbol viene de lejos. Concretamente de febrero de 2010, momento en que el delantero del Santos provocó que la FIFA hubiera de replantearse el reglamento del deporte rey.

El Santos se enfrentaba al Sao Paulo en el campeonato brasileño, y el delantero era objeto de penalti. Desde los once metros y ante Rogerio Ceni, Neymar batía al guardameta tras una paradinha exagerada, un parón antes del golpeo que suscitó una gran polémica. A pesar de la interpretación del reglamento nos dice que es legal, la acción generó un debate que llevó a la FIFA a replantearse las normas.

La FA Board Internacional, avalada por la FIFA, tuvo que intervenir para cerrar la discusión, considerando la acción del brasileño como “una conducta antideportiva”. De modo que se hubo de redefinir el concepto de paradinha para evitar dudas en el futuro: “un jugador que corre, se para, finta el disparo y tira comete una infracción; pero no el que detiene su carrera sin amagar el disparo”. De hecho, si se repitiera en la actualidad una acción similar, el lanzador debería incluso ver la cartulina amarilla.

De esta forma, la FIFA detallaba qué paradinha se podría considerar legal  y cuál no. A partir del 1 de junio la nueva norma entró en vigor, apoyada por Joseph Blatter y con la intención de no entrar en polémicas similares una vez comenzado el Mundial de Sudáfrica. Actualmente, Neymar es objeto de deseo de varios de los grandes europeos. Saben que el brasileño es capaz de romper moldes, tanto dentro como fuera del campo

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información