Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho clama VENGANZA

  • Mourinho quiere demostrar desde el primer momento que la teoría sobre sus segundas temporadas es fiel reflejo de la realidad.
Real Madrid - Barcelona (22.00)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

Apenas han pasado tres  meses después del último Real Madrid-Barcelona y ya tenemos un nuevo capítulo del llamado partido del siglo. En esta ocasión con la Supercopa como testigo en su primer asalto, en el Bernabéu. Campeón de Liga contra campeón de Copa o lo que es lo mismo, tensión y chispas aseguradas desde el primer al último minuto.

El fútbol español se ha ‘bipolarizado’ de tal forma que cualquier cosa que no sea un Madrid-Barcelona ya sabe a poco. Sin menospreciar al resto de equipos, cualquier otro envite estaría falto de esa sal y pimienta que, a buen seguro, le van a poner Mourinho y Guardiola a este encuentro. Los dos mejores equipos de Europa cara a cara, los dos enemigos íntimos frente a frente. Muchas rencillas pasadas, algunas ya olvidadas o eso dicen, y encima un título en juego. Poco más se puede pedir para ser un mes de agosto.

FICHA TÉCNICA:

REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Coentrao, Khedira, Xabi Alonso; Ozil, Cristiano Ronaldo y Benzema.

FC BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano o Fontás, Abidal; Busquets, Xavi Hernández, Iniesta, Pedro; Messi y Villa.

ÁRBITRO: Teixeira Vitienes. (Colegio cántabro).

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

HORA: 22.00/TVE.

Mourinho tiene sed de venganza. Triunfó en la Copa y le hicieron ver la Champions en un asiento al lado de su banquillo. Un tal Stark tuvo el dudoso honor de propiciar la rueda de prensa con más titulares de la historia del periodismo. Mou es de los que perdona pero no olvida. Y no olvida que le echaron de Europa de una forma, por decirlo suavemente, muy dudosa.

El Barcelona se presenta en Madrid fofo y falto de ritmo. Una pretemporada corta y poca preparación a sus espaldas. Los blancos, al revés. Mourinho no ha permitido la más mínima relajación ¿Por qué? Porque tiene ganas de dar en esta Supercopa la primera de las dentelladas a su eterno enemigo. Para el portugués no es un trofeo de verano de condición oficial. Es la primera oportunidad para demostrarle a Europa que su teorema de las segundas temporadas no es sólo teoría. Cambiar el chip y salir al ataque también está en su mente. Una buena tecla a tocar tras lo visto el pasado curso.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información