Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Bolsa condiciona el fichaje de Neymar

  • Según Financial Times, el fútbol brasileño invierte mucho más que el europeo en los últimos años. Por ello, venden menos y más caro.
El Real Madrid encuentra una explicación a la implacable postura del Santos
Felipe de Luis Felipe de Luis

El ‘caso Neymar’ invita a la reflexión y deja sobre la mesa varios interrogantes. Desde que se produjeran los primeros acercamientos entre Santos y Real Madrid, la dudas han sido constantes en este complejo proceso. La mayor incógnita radica en la permanente negativa del club brasileño a deshacerse del joven delantero, a pesar de poder embolsarse una cantidad considerable de dinero. El actual panorama bursátil puede tener una relación directa.

En los últimos tiempos, la tendencia en el mercado mundial ha sufrido múltiples cambios. La recesión que asola a gran parte del planeta ha aporreado también a las puertas del planeta fútbol. Ya no se estilan los fichajes millonarios y las constantes permutas en los grandes clubes europeos. La austeridad se ha instalado en el mundo del balompié, habituado siempre a grandes despilfarros.

Los equipos sudamericanos, otrora símbolo de la venta por antonomasia, se han convertido en arduos negociadores. Desde el Viejo Continente, las directivas de los principales clubes europeos, asisten con perplejidad a esta tesitura. El ofrecimiento de una enorme cantidad de millones de euros ya no es sinónimo de éxito. No es suficiente.

Tal es el caso de Neymar. Florentino Pérez ha llegado a asegurar el pago de 45 millones de euros al Santos, cifra que años atrás hubiese provocado la llegada inminente del ariete. Nada más lejos de la realidad. En un país en el que la voz cantante siempre ha sido cosa de equipos como el Flamengo o el Sao Paulo, el Santos se destapa ahora como un referente, amparándose siempre en el pasado glorioso de Pelé para justificar su negativa a la venta.

Los movimientos bursátiles han tenido mucho que ver en este proceso de profunda reconversión. El real, divisa oficial de Brasil, presenta la cotización más alta en relación al euro en los últimos nueve años. Esto ha influido de manera determinante en los movimientos del mercado futbolístico. Ya no resulta tan sencillo que los clubes brasileños se desprendan de sus figuras. Al menos, no tan sencillo como antes.

Según un artículo publicado por el prestigioso rotativo Financial Times, la inversión en futbolistas ha crecido un 63 por ciento en el ‘brasilerao’, cifra que contrasta de forma drástica con el descenso en las Ligas Europeas, cercano al 29%. Esto explicaría, en cierto modo, el desorbitado aumento de sueldo que el Santos le ha proporcionado a Neymar. Los clubes brasileños son ahora más ricos. Fichan en lugar de vender. El Santos no está condicionado por una acuciante necesidad de obtener ingresos.

Por eso, Luis Álvaro Ribeiro se permite el lujo de retener (quién sabe si sólo por unos meses) a su estandarte. Las dificultades se agolpan en el ‘caso Neymar’. Desde ahora, el Real Madrid tendrá que tener en cuenta el mercado bursátil.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información