Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El único Clásico 'limpio', del Madrid

  • El conjunto madridista se llevó el partido menos polémico de los seis más recientes
El conjunto madridista se llevó el partido menos polémico de los seis más recientes
Defensa Central Defensa Central

Real Madrid - Barcelona. Polémica asegurada. O casi. Porque de los seis últimos choques entre madridistas y culés (disputados en los últimos cuatro meses) prácticamente todos han acabado de malas maneras, principalmente causadas por errores arbitrales que, en algunos casos, llegaron a alterar injustamente el resultado de los partidos.

El encuentro de Liga (1-1) disputado el 16 de abril contó con la polémica expulsión de Albiol y un supuesto penalti de Casillas a Villa. Pero eso no sería más que un aperitivo de lo que sucedería el 27 de abril en el mismo escenario. La expulsión de Pepe por una acción en la que no tocó a Messi acabó con el consabido 0-2 y supuso un golpe mortal a la eliminatoria. De hecho, la eliminación se consumó pocos días después tras el 1-1 del Camp Nou, en el que, de nuevo, el colegiado perjudicó claramente al Madrid.

Entonces el motivo fue la anulación de una jugada que acabaría en gol de Higuaín. ¿El motivo? Una supuesta falta de Cristiano Ronaldo, quien empujó a Mascherano en su caída porque previamente había sido desequilibrado por Piqué. Del posible 0-1 se pasó al 1-0 de Pedrito y lugo al 1-1 final. Pero el daño ya estaba hecho. Y ahora, el pasado domingo, la polémica no abandonó al renovado 'Clásico' después de que madridistas y culés reclamaran un penalti en cada área. Por no recordar lo sucedido el miércoles, con tangana histórica incluida.

Sin embargo, ha habido un partido exento de polémica. O al menos, de ésa capaz de quitar méritos y ensuciar las victorias. Y ése partido fue el de la final de la Copa del Rey (1-1) del pasado 20 de abril. Bien es cierto que el choque fue intenso y contó con pequeñas escaramuzas entre los jugadores, a la par que entradas duras por las dos partes. Pero la realidad es que no hubo penaltis escamoteados por el colegiado ni quedó la sensación de haber sido un partido donde no ganara el que se lo mereció. Fue un triunfo madridista para la historia, fuera de toda duda y logrado desde el buen juego y el trabajo de la plantilla. Porque el resto de partidos, mejores o peores, estuvieron claramente marcados por la 'moviola'.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información