Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Messi, el falso humilde, debe tomar ejemplo de Cristiano

  • El argentino ha empezado a mostrar su verdadera cara
El luso tiene fama de polémico, pero le podría dar lecciones de comportamiento
Defensa Central Defensa Central

Unos tienen la fama y otros cardan la lana, dice el refrán. Es lo mismo que ocurre con Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Se trata de los dos mejores jugadores del mundo, muy distintos aunque coincidentes en calidad con el balón en los pies. Sin embargo, hay algo que los diferencia aún más, y es el comportamiento de ambos en los terrenos de juego. Un aspecto que se deberían hacer mirar aquellos que tildan al argentino de ser un ejemplo de deportividad y 'fair play'.

Y es que en los últimos clásicos, Messi ha demostrado que no es ese futbolista humilde y entrañable que todos se empeñan en demostrarnos. El futbolista del FC Barcelona se ha desmarcado él solito de esa definición con varias acciones deleznables que le han colocado en el ojo del huracán. Mucho hablaban de que Cristiano Ronaldo es polémico, pero el argentino ha demostrado que, al menos en eso, sí le supera.

El comportamiento de Messi en los últimos enfrentamientos ante el Real Madrid ha revelado una profunda obsesión con el equipo blanco. Más allá de la obsesión deportiva y de su rendimiento ante los merengues, el azulgrana se ha esforzado en convertirse en maestro de la provocación. Con celebraciones fuera de lugar en el Santiago Bernabéu, con gestos feos hacia los jugadores del Madrid e incluso hacia José Mourinho. Todo con una chulería y prepotencia fuera de lo normal: un conjunto de acciones que quedan reflejadas en la peor de todas, el balonazo que mandó a la grada del Bernabéu durante el 'clásico' de la pasada Liga.

Estos comportamientos son el síntoma de un nerviosismo poco común hasta ahora en el argentino. Y es que el niño mimado culé no había encontrado oposición firme para su Barcelona hasta que el Real Madrid despertó para convertirse en la horma de su zapato. El argentino ve al equipo que dirige Mourinho cada vez más cerca, nota el aliento en su nuca. Y eso le preocupa y le hace sacar lo peor de sí mismo, que no es poco.

Hasta ahora, el considerado chico malo de la Liga había sido Ronaldo. Por determinados gestos en respuesta a los insultos que le profieren continuamente en todos los campos de España, por ser un futbolista de sangre caliente, de carácter. No obstante, ha quedado demostrado que el luso podría dar lecciones de deportividad y comportamiento a Messi, ese futbolista ejemplar que ya ha enseñado su verdadero rostro a todo el planeta fútbol.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información