Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou apostará por el lujo

  • El once titular blanco estará compuesto por los jugadores que mejor rendimiento han ofrecido en la pretemporada
El portugués, con todo en Zaragoza
Felipe de Luis Felipe de Luis

Dentro de las posibilidades que tiene en su haber, Mourinho pondrá en liza al equipo que  le ha aportado mejores sensaciones en los partidos previos al arranque liguero. La zaga no sufrirá variaciones, y en la medular volverá a estar presente Fabio Coentrao, habitual en los últimos choques blancos. Cristiano, Özil y Benzema seguirán siendo fijos en el ataque blanco.

El Real Madrid no quiere dar opción alguna a la sorpresa en La Romareda. En la última lista de convocados, las bajas por lesión de Sahin y sobre todo, de Khedira, dejan vislumbrar con claridad el once titular por el que apostará José Mourinho en el feudo maño.

A pesar de las últimas especulaciones sobre toques de atención o castigos a Iker Casillas, el capitán madridista volverá a salvaguardar la meta blanca. La presencia de Adán en el Trofeo Bernabéu únicamente respondió a la necesidad de otorgar minutos al que será el cancerbero suplente en la presente temporada.

Más allá de eso, el resto del equipo plantea mínimas incógnitas, teniendo en cuenta los encuentros de preparación del equipo blanco y las últimas sesiones de entrenamiento. La zaga volverá a estar formada por Pepe y Carvalho como pareja de centrales, y por Sergio Ramos y Marcelo en los laterales. El brasileño, pese a que se retiró tocado en el choque ante el Galatasaray, se ha recuperado a tiempo para volver a estar en el verde desde el comienzo.

El centro del campo tendrá a Xabi Alonso (esencial para Mourinho) y a Fabio Coentrao como protagonistas. El portugués se consolida, de esta manera, en la posición de mediocampista, aprovechándose de la ausencia del alemán Khedira. Su rendimiento ha sido sobresaliente durante toda la pretemporada y por el momento, Mourinho aboga por su presencia en el terreno de juego.

Ángel Di María y Cristiano Ronaldo incidirán por ambos costados. El portugués es indiscutible para Mourinho y el extremo argentino ha demostrado llegar en un muy buen estado de forma de la Copa América. Su trabajo físico es fundamental en el equipo blanco, al igual que ocurriese en la temporada pasada.

Messut Özil hará las veces de mediapunta, ya que Kaká no representa ninguna amenaza para la titularidad del alemán, al menos en encuentros oficiales. El puesto de ariete será para Benzema, que sigue aprovechando cada minuto en el terreno de juego, a base de perforar las mallas contrarias. Gonzalo Higuaín tendrá que trabajar a destajo si quiere recuperar el que un día fue su puesto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información