Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lucha de gigantes

  • Las dos principales firmas de material deportiva se disputan al crack portugués
Defensa  Central Defensa Central
Los dos clubes más ricos del mundo, Real Madrid y Manchester United, mantienen una dura pugna por el jugador de moda, Cristiano Ronaldo. Además, las dos firmas de ropa deportiva más poderosas del planeta, Nike y Adidas, porfían por el mismo objetivo, aunque de momento no es de manera velada. Es una auténtica lucha de gigantes entre los cuatro grandes del mundo al que se quiere sumar el Barcelona.

La rivalidad entre el club español y el inglés es de sobra conocida. Beckham y Van Nistelrooy son dos triunfos del club blanco ante el ”˜red”™. El campo de batalla se ha vuelto a abrir con el jugador portugués y la lucha de estrategias está en ebullición. En esa batalla pueden influir las posturas de los dos monstruos mundiales por su lucha directa en acaparar más cuota de mercado.

Adidas podría tener en su nómina a los dos jugadores más cotizados en el Mundial de 2010, Messi y Ronaldo, con lo que minimizaría a su gran rival con campañas publicitarias en vísperas de la fiesta mundial del fútbol y afianzaría su hegemonía sobre el deporte rey.

Rossell y el Barcelona

El fútbol es dominado por la firma alemana, patrocinadora del Real Madrid; un dominio que la marca norteamericana quiere equilibrar impidiendo que el portugués se marche del Manchester, equipo al que viste. En todo caso, Nike apostaría por un traspaso del jugador a un club al que él patrocinara. Ese sería el Barcelona, con el que tiene contrato hasta el 2018. Estas opciones quedarían reforzadas si Rosell aspirara en el futuro a ser candidato a la presidencia del club azulgrana.

La firma norteamericana está escarmentada en su intento de tener más presencia dentro del mundo del balón. Messi era jugador Nike hasta que llegó Adidas en vísperas del Mundial 2006. Messi, a pesar de jugar en el Barcelona, aparece con indumentarias publicitarias Adidas en los actos promocionales fuera de la instalación azulgrana. Nike lo denunció y un juez le dio la razón a Adidas, por lo que Messi luce sus prendas.

Como Beckham

Si Ronaldo firma por el Real Madrid, la imagen del jugador portugués quedaría ligada a Adidas como ya sucediera con Beckham en el 2003. Nike quedaría en un segundo plano y se limitaría a ver al crack lucir sus prendas cuando jugase con Portugal. Además, en el Mundial de Sudáfrica su rival explotaría la imagen de los dos grandes iconos mundiales, Messi y Cristiano Ronaldo, por lo que Adidas seguiría reinando en el fútbol.

Por todo ello, la marca norteamericana, aliada al Manchester podría intentar frenar el pase del portugués al Real Madrid, retrasar un año su salida de Inglaterra y traspasarlo en la próxima temporada al Barcelona. Una estrategia que podría ser factible toda vez que Ferguson seguro vería con buenos ojos tirar contra el club que ya le ha quitado dos jugadores y devolverle las afrentas.

Todo cabría si Cristiano Ronaldo estuviese dispuesto y si Sandro Rosell acaba en el sillón presidencial del Barcelona. El traspaso sería sufragado a medias entre el Barça con la ayuda de Nike, que reduciría una cantidad anual hasta el 2018, año en el que acaba su contrato con el Barcelona.

Aún así, es todo una opción que se le puede escapar en breve a la multinacional americana, porque el fichaje de Cristiano Ronaldo por el Real Madrid puede cristalizar en cuestión de días. Sería una nueva batalla ganada para la firma europea.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información