Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Se acabaron los sobresaltos

  • El Madrid quiere recuperar el buen juego de la Supercopa y del estreno liguero. Cristiano vuelve a ser titular. El Racing, mermado por las bajas.
Racing - Real Madrid (20.00)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

El Real Madrid vuelve a repetir partido fuera de casa tras la última mala experiencia que supuso para los de Mourinho la derrota ante el Levante. El Racing espera con las uñas afiladas para intentar sorprender a un Madrid en el que se esperan novedades, algunas obligadas, por las bajas de varios de los que fueron titulares en el Ciudad de Valencia.

El Real Madrid tiene un tanto desconcertada a su parroquia y, con ello, también a los equipos que se preparan para recibir a los de Mourinho. Y es que los blancos son capaces de pasar el rodillo por Zaragoza como el que mece la cuna de su bebé o de estrellarse en el Ciudad de Valencia ante los Juanfran, Ballesteros y compañía. Esa cierta dosis de irregularidad obliga a Mourinho a tocar corneta entre sus jugadores. Nada de menospreciar al rival y cuidado con los árbitros, ya que en caso de duda pitarán para cualquier lado menos a favor del blanco. Es una causa perdida y el portugués lo tiene más que asumido.

Alineaciones probables:

Racing: Toño; Francis, Álvaro, Bernardo, Christian; Tziolis, Diop; Munitis, Adrián, Serrano; y Stuani.

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Carvalho, Marcelo; Lass, Xabi Alonso, Di María; Özil, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: David Fernández Borbalán (comité andaluz).

Estadio: Campos de Sport de El Sardinero.

Horario: 20.00 (Gol TV, Canal Liga)

Colegiados aparte, el Madrid necesita un lavado de cara importante. Santander debería ser una buena plaza para ello: un equipo acuciado por las bajas y que viene de ser goleado en el Calderón debería ser una pieza fácil para el lobo blanco, siempre que éste tenga el colmillo afilado. Si sale a cazar con el freno de mano, mala señal. Ante el Levante pasó algo parecido y pasó lo que pasó. En Zaragoza el Madrid salió por la puerta grande. No puede haber un cambio tan radical en un equipo con tan pocas semanas de margen y, desde luego, si a Mourinho le fastidia algo como entrenador es la falta de regularidad de sus jugadores.

El Sardinero no es mala plaza para que el Madrid se venga arriba. Es más, es casi una obligación. Antes de que se produzca un nuevo parón por las selecciones los blancos deben dejar a su parroquia un buen sabor de boca, y no esa amargura de los partidos ante Getafe, Zagreb y, sobre todo, Levante. Además, las bajas de Pepe y Coentrao obligarán a Mourinho a introducir piezas nuevas, lo que implica además prueba del algodón para varios de los no considerados titularísimos. Y es que el Madrid ha ido de más a menos en este inicio de campaña. Cantabria, tierra de montañas espléndidas, debe ser un punto de inflexión para volver a tomar el impulso que haga que el Madrid se sitúe en su particular nube de buen juego y, por ende, de buenos resultados.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información