Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano sigue levantando envidias

  • La persecución que se está llevando a cabo al delantero luso no tiene límites. Ahora malinterpretan una broma a Pepe
Ahora, malinterpretan una broma con Pepe
Defensa Central Defensa Central

El acoso mediático que Cristiano Ronaldo está empezando a tomar tintes excesivos. Le intentan lesionar, le provocan , le insultan... Y cualquier cosa que diga o haga es utilizada en su contra o malinterpretada hasta el extremo. La última ha sido a la llegada del equipo al hotel donde se hospeda en Santander, donde después de aguantar un verdadero torrente de insultos, se malinterpreta una peineta dedicada a Pepe en plan jocoso, para atacarle una vez más.

¿Qué jugador, o mejor dicho, persona no estaría harto de que le insultaran en cualquier sitio o en cualquier lugar sin excusa ni justificación? Nadie. Bueno,sí, Cristiano Ronaldo, quien en cada salida del Real Madrid se ve obligado a soportar pitos, insultos y vejaciones de los mismos que, dejando de lado la rivalidad, le solicitan autógrafos sin cesar un tiempo después.

¿Qué clase de sentimiento puede provocar tantas iras hacia un deportista que lo único que intenta a diario es hacer lo mejor posible su trabajo? ¿Por qué razones un futbolista despierta tanta envidia y odio tanto dentro como fuera del terreno de juego? Cristiano es un verdadero profesional del fútbol, un trabajador nato, alguien que se ha ganado estar donde está gracias a un enorme esfuerzo y a una incansable dedicación.

Quizá algunas declaraciones suyas no hayan sido todo lo políticamente correctas que cierto sector de la sociedad admite, pero, ¿acaso no tenía razón? Porque un jugador de su calidad, comprometido, solidario con los que lo necesitan (y no sólo de cara a la galería) se merece otro trato. Es un grandísimo futbólista y también una persona, no una marioneta, ni tampoco un  saco de boxeo .

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información