Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kaká, Cristiano y Benzema lideran la goleada del Real Madrid ante el Ajax

  • El Real Madrid fue muy superior a un Ajax muy blandito (3-0). Kaká jugó un gran partido que completó con un gol y una asistencia. Cristiano y Benzema no faltaron a su cita con el gol.
Real Madrid 3-0 Ajax
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

El Real Madrid tuvo un placentero debut en Champions en su estadio esta temporada ante el Ajax, equipo al que goleó con mucha facilidad (3-0). Kaká volvió a demostrar que está de vuelta con un buen partido que deja al Madrid como líder de su grupo europeo con seis de seis. El camino hacia la Décima empieza a despejarse.

El Ajax intentó vestirse de Rayo Vallecano en el inicio del partido. Ni mucho menos lo igualaron, pero sí que tuvieron su opción de adelantarse en el marcador antes de que buena parte del Bernabéu hubiera tomado posesión de su asiento. Fue Eriksen el que a los 50 segundos agarró un latigazo desde la frontal del área que encontró las manos del portero madridista. Un suspiro surgió de la grada blanca y un rugido de la parte holandesa. El inicio no era el mejor, desde luego, para los de Mourinho aunque no fue más que un espejismo de lo que pasaría después.

Lo que sucedió es que los blancos se engancharon al partido un cuarto de hora tarde. Sin el arañazo de un gol en contra y con la inercia de que el Ajax cada vez iba a menos y el Madrid, todo lo contrario, a más. Antes de que Cristiano y Kaká lucieran sonrisa goleadora fue Benzema el que tuvo la opción de abrir la lata con un remate cercano al punto de penalti tras asistencia de Khedira. El nuevo Benzema no suele perdonar ese tipo de regalos pero por un instante se transformó en el antiguo Karim. Una señal de que, a pesar de su evidente mejoría, debe seguir trabajando. Igual que lo hace corriendo de lado a lado, también mejorando la puntería. Y eso que no va nada mal este curso, está de notable alto.

Ficha Técnica

Real Madrid 3: Casillas, Ramos, Varane, Carvalho, Arbeloa, Xabi Alonso, Khedira, Kaká (Di María 74’), Özil (Altintop 83’), Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín 74’)

Ajax 0: Vermeer, Van der Wiel, Alderweireld, Vertonghen, Anita, Janssen (Enoh 50’), De Jong, Eriksen, Sulejmani (Ebecilio 70’), Boerrigter (Serero 83’) y Sigthorsson

Goles: 1-0 Cristiano Ronaldo (25’), 2-0 Kaká (41’), 3-0 Benzema (48’)

Árbitro: Mark Clattenburg. Amonestó a Carvalho

Estadio: Santiago Bernabéu. Buena entrada (70.000 espectadores)

Si embargo, el primer gol de la Liga de Campeones 2011-12 en el Bernabéu sólo lo podía marcar Cristiano. Y así fue. Un golazo además. Una espectacular contra, liderada por Kaká y retocada como un violín por Cristiano, Özil y Benzema acabó como un dardo en la red del Ajax vía CR7. El portugués enganchó el balón con el alma y lo celebró de la misma manera, rodilla en el suelo y deslizándose por el césped. Un señor gol que demuestra que juntar artistas en el campo asegura espectáculo. El problema es no ponerlos. Y el este Madrid apuesta por ello.

Uno de los artistas que más y mejor está  representando este nuevo concepto del Madrid es Kaká. El brasileño, poco a poco, está recuperando sensaciones. Se asocia, mueve al equipo y, cuando puede, tira a puerta. Así fue como llegó el 2-0. Kaká tenía dos opciones, pasar o disparar. Hizo lo segundo. Desde fuera del área y con su pierna mala, la izquierda. Otra celebración por todo lo alto, y no sólo por aquello de su mirada al cielo. El brasileño, está vez sí, parece que ha vuelto para quedarse.

Cuando Florentino Pérez retornó a la presidencia en 2009 soñó con que algún día, y en el mismo partido, sus tres tenores (Cristiano, Kaká y Benzema) vieran portería en la Liga de Campeones. Ese sueño se hizo realidad para el presidente blanco cuando Kaká, otra vez, volvió a hacer diabluras dentro del área y le regaló el gol a Benzema. Para que lo empujara como no lo había logrado hacer en la primera parte. Tenía su revancha y su particular repesca. Ahora no la falló. La sentencia para el Ajax era definitiva. Sólo tocaba esperar si el Madrid quería más sangre o guardaba fuerzas.

La duda se despejó rápido. El Madrid permitió que el Ajax empezara a manejar el balón en zonas en las que no había peligro para, llegado el caso, soltar alguna contra que pudiera aumentar el luminoso. Hubo alguna intentona blanca, como un remate de Kaká que se marchó fuera por poco pero ya hacía tiempo que los tres tenores habían dictado sentencia sobre la hierba del Bernabéu.

Player Video...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información