Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mal arbitraje de Teixeira Vitienes

  • El colegiado cántabro no dejó contento a ninguno de los dos equipos
El colegiado cántabro no dejó contento a ninguno de los dos equipos
Defensa Central Defensa Central

Teixeira Vitienes volvió a dejar muestras en el Espanyol – Real Madrid del pésimo arbitraje que existe en nuestro país. A pesar de que no fue tan escandaloso como en anteriores ocasiones, el colegiado cántabro evidenció que no está a la altura de una Liga como la española.

Bajo una constante presión del público y los futbolistas pericos, el árbitro subió mucho el listón de las amarillas. Varias más pudo enseñar a los locales, que no debieron terminar con once el encuentro. Tal vez se debió a la ley de la compensación, tras haber dejado seguir la jugada del primer gol merengue. Ronaldo controló con la espalda, pero todo el estadio pidió mano y esa decisión pesó en la cabeza de Teixeira Vitienes.

Ya en la primera mitad, Romaric se salvó de la expulsión tras un pisotón a Sergio Ramos. Habría sido la segunda amarilla, tras haber visto la primera por una airada protesta al colegiado. Otro que se salvó fue Javi López tras una segada a Cristiano Ronaldo también habiendo visto anteriormente la amarilla.

Como colofón, se comió un claro penalti de Baena, que golpeó el balón dentro del área con la mano tras un centro de Cristiano Ronaldo. Otro mal arbitraje al Real Madrid que hay que denunciar a pesar de que esta vez no ha influido en el resultado. Precisamente, la última derrota blanca en terreno perico fue con el arbitraje de este mismo colegiado. Esta vez no pudo ser.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información