Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Marcelo sigue los pasos de Roberto Carlos

  • El zurdo se ha convertido en el segundo brasileño con más partidos en el club
El zurdo se ha convertido en el segundo brasileño con más partidos en el club
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

En toda la historia del Real Madrid, un total de 21 brasileños han pasado por sus filas. Nombres como los de Ronaldo, Roberto Carlos, Pepe, Flavio, Savio, Rocha o Didí son algunos de los más reconocibles por sus aficionados. Pero solo unos pocos de ellos han triunfado en el club y Marcelo Viera es uno de ellos.

Marcelo tan solo tiene 23 años, pero ya es uno de los más veteranos de este equipo. Llegó al club durante las Navidades de 2007 junto a Fernando Gago e Higuaín, con 18 años y la vitola de ser una de las grandes promesas de Brasil. Además, tuvo la oportunidad de compartir vestuario durante unos meses con Roberto Carlos, su gran referente en el club y en la selección brasileña.

Ahora, casi cinco años después, Marcelo es un ídolo del madridismo. Muchos, incluido el propio Mourinho, le consideran ya el mejor lateral izquierdo del mundo. Y eso que él se ha tenido que ganar poco a poco la titularidad en el equipo, pues hasta la llegada del portugués al banquillo la temporada pasada no tenía un puesto asegurado en el once. Pero con Mou todo ha cambiado y ya es un futbolista imprescindible que va camino de convertirse en un digno sucesor de Roberto Carlos, el brasileño que se convirtió en leyenda del Real Madrid.

De hecho, Marcelo logró el pasado miércoles ante el Villarreal convertirse en el segundo brasileño con más partidos jugados en el Real Madrid. Más incluso que Ronaldo, tercero en esta clasificación. El ariete disputó 177 encuentros con la camiseta blanca, mientras que el de Río de Janeiro suma ya 178. Un número considerable que, sin embargo, está aún a años luz del de Roberto, quien en sus 12 temporadas de merengue alcanzó los 527 partidos.

Por tanto, aún quedan muchos años para que el zurdo madridista supere las estadísticas de su mentor. De momento, ha logrado ya la tercera parte del camino, por lo que si las lesiones le respetan, su juventud anima a pensar que el récord es posible. La lógica dice que a Marcelo aún le quedan cerca de diez años de fútbol, y eso es mucho tiempo para conseguir sumar los 349 que los separan. Así que solo queda esperar y, mientras tanto, seguir disfrutando de su juego.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información