Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid no se libró de la sombra de la UEFA

  • El italiano Rizzoli se comió un claro penalti del Olympique de Lyon
El italiano Rizzoli se comió un claro penalti del Olympique de Lyon
Defensa Central Defensa Central

No podía faltar en Liga de Campeones. Un día, más, el Real Madrid sufrió un arbitraje 'made in UEFA' que le complicó un poco más de lo normal el partido. Y es que el italiano Nicola Rizzoli fue el protagonista de la segunda parte al obviar un claro penalti del Lyon, si bien inmediatamente después cumplió con su deber y señaló otro que también era de libro.

Tras una primera parte donde el colegiado dejó sin sancionar con amarilla la falta de Gourcouff sobre Benzema que originó el primer tanto, el partido se complicó en la segunda mitad. Los jugadores franceses buscaban empatar el encuentro y empezaron a realizar un juego más agresivo, lo que se tradujo en tarjetas amarillas para Cris o Kallstrom. Sin embargo, donde más faena tuvo el colegiado fue en el área francesa, pues en el minuto 67, con 0-1 en el marcador, se tragó una clara mano de Koné tras un centro desde la izquierda.

De nada sirvieron las protestas de los madridistas, pues el italiano no movió ni un dedo. Pero tan clara fue la acción que el árbitro señaló inmediatamente después penalti en una acción todavía más obvia. Una acción de Cristiano Ronaldo en el interior del área llevó a Dabo a zancadillearle, de manera que Rizzoli se vio obligado a señalarlo. Fue el 0-2 y el principio del fin de un gran partido de los de Mourinho, quienes, una vez más, ganaron a su rival a pesar de las trabas puestas por el colegiado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información