Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kaká regresará a la 'zona cero'

  • El brasileño volverá a Mestalla, estadio donde inició su recuperación
El brasileño volverá a Mestalla, estadio donde inició su recuperación
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Esta temporada Ricardo Kaká es un hombre nuevo. Su fútbol es muy distinto al de las dos temporadas anteriores, en las que estuvo lastrado por las lesiones y la falta de confianza de los entrenadores, de la afición y de sí mismo. Ahora Kaká sonríe y lo hace gracias a que se encuentra en el mejor momento en el Real Madrid. Pero todas las historias de superación tienen un principio y, en su caso, la suya dio comienzo en Mestalla.

Corría el 23 de abril de 2011 cuando el Real Madrid visitaba Mestalla con la resaca de la Copa del Rey aún muy presente. El título de Liga era ya prácticamente una utopía, por lo que los de Mourinho viajaban a Valencia para disfrutar de una jornada festiva que iba a incluir el tradicional pasillo a los campeones. Por ello, el técnico luso optó por premiar a los jugadores que habían tenido menos minutos a lo largo de la temporada, como era el caso de Albiol, Garay, Granero o Canales. Hasta hizo debutar al capitán del Castilla, Nacho.

Junto a ellos estaba Ricardo Kaká. Hasta entonces solo había participado en nueve partidos de Liga de esa temporada, pues las lesiones no le habían permitido rendir más ni mejor. Por tanto, era una gran oportunidad para lucirse en una plaza importante, en un campo siempre complicado y ante un rival de alto nivel. Y, por primera vez en mucho tiempo, Kaká respondió a lo que se esperaba de él, dejando retazos del futbolista que asombró al mundo en el Milan.

El mediapunta brasileño firmó aquél día dos tantos y dos asistencias, siendo la pieza clave para que el Madrid diera una exhibición de juego que terminó con un 3-6 en el marcador. En el primero solo tuvo que empujar el balón a portería vacía, pero en el segundo marcó un auténtico golazo en el que regateó a Stankevicius con un caño y superó a Guaita de manera magistral. Un partido espléndido que fue un anticipo del Kaká de hoy en día, un jugador que se parece bastante al que ganó el Balón de Oro en 2007. Por eso, el carioca vivirá el próximo sábado un encuentro especial en Mestalla, un campo que le trae buenos recuerdos y que, a la vez, supondrá su regreso al equipo tras superar la lesión que le ha tenido tres semanas de baja.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información