Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Callejón lideró el pleno al quince

  • El equipo de Mourinho se impuso con contundencia en Ámsterdam al Ajax gracias a dos goles de Callejón y otro de Higuaín (0-3)
Ajax 0-3 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El Real Madrid se llevó la victoria de forma contundente ante el Ajax gracias a su efectividad y el acierto goleador de Higuaín y Callejón, que anotó por partida doble. Los holandeses, que lo tenían todo a favor para clasificarse, vieron como entre el Madrid y los goles del Lyon en Zagreb su puesto en octavos de final se iba perdiendo. Y lo hicieron. El que no falló para nada fue el equipo de Mourinho que, con este triunfo, logró su 15ª victoria consecutiva. Todo un récord que le hace vestirse como el 'coco' del sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones.

No era el Real Madrid más titular que se puede ver hoy en día el que saltó al Ámsterdam Arena. Eso estaba claro desde que Mourinho oficializó la convocatoria. Sin embargo, cualquiera que conozca medianamente al entrenador madridista sabía que los blancos no iban a regalar su récord de victorias consecutivas con un gazapo ante el Ajax. La palabra relajación no existe en el actual Real Madrid y, como tal, los blancos hicieron lo que mejor saben, tirar de efectividad.

Ante un Ajax impetuoso el Madrid puso pegada, su mejor arma. De hecho, con el partido todavía en pañales, Kaká frotó la lámpara para sacarse un pase en largo magistral a Callejón que le dejó delante del portero. Si el brasileño tiene la suerte de ser respetado por su cuerpo lo que queda de curso será un jugador más que interesante para la recta final del curso. Decía que Callejón se plantaba delante del portero local. Un control genial le dio colorido al balón y el remate con la zurda encendió la pasión. La de los aficionados del Madrid cantando el primero de la noche. Sólo habían pasado 13 minutos y los blancos ya iban cuesta abajo. Parece que la inercia también acompaña a los menos habituales.

Con el gol, los de Mourinho decidieron jugar con otra de sus armas, el contragolpe. El Ajax fue el que empezó a sobar la pelota de lado a lado, sin peligro bien es cierto. Si acaso un par de lanzamientos lejanos que murieron en las manos de Adán, suplente habitual de Casillas. Con el Madrid agazapado buscando un estilo de gol diferente llegaron dos acciones polémicas que, por una vez, favorecieron a los blancos. Hay quien dirá que estos dos errores a favor del Madrid se han dado en un partido intrascendente contra un rival débil. Mal pensados…o igual no tanto. El caso es que dos balones que se colaron en la red de Adán fueron anulados por fuera de juego. Dos errores. La mitad de la mitad de los que viene sufriendo el conjunto blanco y que muchos se empeñan en callar porque no interesa publicitarlos.

Ficha Técnica

Ajax 0: Vermeer, Van der Wiel, Verthongen, Blind, Anita; Enoh, Janssen (Klaasen 75’), Eriksen, Ebicilio; Sulejmani y Lodeiro (Bulykin 72’)

Real Madrid 3: Adán, Arbeloa (Mendes 66’), Varane, Albiol, Coentrao, Sahin, Granero (Xabi Alonso 58’), Kaká, Callejón, Benzema (Altintiop 53’) e Higuaín

Goles: 0-1 Callejón (13’), 0-2 Higuaín (42’), 0-3 Callejón (92’)

Árbitro: Manuel De Sousa. Amonestó a Verthongen y Arbeloa.

Estadio: Ámsterdam Arena (50.000 espectadores)

Con un Ámsterdam Arena desquiciado con el árbitro, el Madrid fue cruel. Más que nada porque los holandeses estaban con su particular guerra con el colegiado mientras Higuaín les hacía el segundo resolviendo en el mano a mano con el portero un gran pase al hueco de Benzema. La pareja volvió a demostrar que se entiende perfectamente, y que tienen hueco en el mismo once sin necesidad de debatir si uno es mejor que otro.

La segunda parte transcurrió bajo el mejor de los guiones de Mourinho. Sin lesiones, sin contratiempos y sin el menor sufrimiento. Una angustia que empezó a dominar el Ámsterdam Arena según iban conociéndose los goles del Lyon en Zagreb. A mayor impotencia local por no poder meterle mano al Madrid se unía un nuevo gol de los franceses que, a la postre, se clasificaron por encima de unos holandeses a los que no podría calificarse ni de errantes, sino de blanditos e inocentes.

Con todo el pescado vendido, el Madrid quiso redondear el marcador con un gol que puso el broche de oro al paseo por Holanda. Esta vez fue Xabi Alonso, que jugó un rato la segunda parte, el que dibujó el pase al hueco y de nuevo Callejón el que embelleció la jugada con un control – regate al portero local y un toque suave para meter el balón en la red holandesa. Fue la rúbrica del pleno al 15. Quince victorias consecutivas que podrían ser 16 el sábado. Eso sí que puede suponer una alegría similar a la de tener una quiniela perfecta.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información