Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Borbalán representó al Villarato en el Bernabéu

  • El colegiado le perdonó la expulsión a Messi en dos ocasiones
El colegiado le perdonó la expulsión a Messi en dos ocasiones
Defensa Central Defensa Central

Antes del partido, Fernández Borbalán venía a ser como el tercer protagonista en discordia. El colegiado iba a estar bajo el análisis de los millones de personas que iban a ver el encuentro y él no decepcionó. Y no precisamente por hacerlo bien, sino por convertirse de nuevo en protagonista al favorecer claramente al Barcelona al perdonar a Messi la expulsión en la primera parte.

El árbitro andaluz saltó al césped con la intención de no implicarse demasiado en el juego. Sin embargo, la tensión fue patente desde el primer momento y los dos equipos se emplearon con mucha agresividad en todo momento, aunque sin llegar a la violencia. Por ello, Borbalán tuvo que romper pronto sus intenciones iniciales de no mostrar amarilla y comenzó con Xabi Alonso en el minuto 25. El centrocampista paró en falta a Messi y se llevó la amonestación, al igual que Alexis un minuto después por una acción similar sobre Di María.

Sin embargo, la clave del partido llegaría en los minutos posteriores. El colegiado le mostró una amarilla a Messi en el 36 por protestas una falta de Pepe sobre Alexis, pero cuando el argentino realizó una clara zancadilla sobre Xabi Alonso en el minuto 42, el colegiado prefirió mirar para otro lado. Y es que el '10' culé se mereció la segunda amarilla en esa acción y en otra inmediatamente posterior en la que intentó cortar un contragolpe madridista (en ésta Borbalán dio la ley de la ventaja), pero el trencilla le perdonó la expulsión de manera clara.

En la segunda parte los ánimos, lejos de serenarse, se recrudecieron en el partido. El tanto de suerte culé puso nerviosos a los locales, que tuvieron que recurrir al juego de contacto para buscar remontar el partido. De ahí que Borbalán se liara a sacar amarillas a diestro y siniestro, amonestando a Higuaín, Khedira, Ramos, Pepe y Kaká. A pesar de ello, el trencilla se quedó ahí y no tuvo la oportunidad de expulsar a ningún madridista. Algo de agradecer, pero que no compensó, ni muchos menos, su garrafal error al no expulsar a Messi en la primera parte.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información