Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ganso pasa del Barça porque su sueño es el Real Madrid

  • El agente del centrocampista ya aseguró en agosto que el sueño del futbolista es jugar en el Madrid.
"Mi sueño no es jugar en el Barcelona" manifestó el jugador brasileño
Defensa Central Defensa Central

Después de la disputa de la final del Mundial de Clubes entre Santos y Barcelona, se ha vuelto a encender el engranaje de rumores que colocan a varios futbolistas del equipo brasileño en la órbita culé. Uno de los estandartes del Santos, Paulo Henrique Ganso, ha sido tajante al respecto: “Mi sueño no es jugar en el Barcelona”. Y es que el entorno del centrocampista ya aclaró hace unos meses que el jugador únicamente se movería de Brasil, si su destino es el Real Madrid.

El Santos fue un rival timorato e inocente para el Barcelona en el Mundial de Clubes. Sus estrellas estuvieron desaparecidas durante gran parte del encuentro. Las críticas de la prensa brasileña se han centrado en Neymar, que a su vez ha sido el protagonista de multitud de informaciones en las que se ha llegado a afirmar que el delantero se habría ofrecido a Guardiola al término del choque.

Otro de los máximos referentes del conjunto brasileño es Paulo Henrique Ganso. El centrocampista, eclipsado como de costumbre por su compatriota de la cresta, también es uno de los jugadores con más proyección del ‘brasileirao’. Pero Neymar y Ganso se diferencian en muchos aspectos. Por lo pronto, en la actitud de uno y otro al referirse al Barcelona. En contraste con la constante complacencia con la que se manifiesta el delantero, Ganso se ha mostrado contundente. “Mi sueño no es jugar en el Barcelona”, dijo tras finalizar la final.

Y es que aunque muchos hayan parecido olvidarlo, el representante del jugador ya dejó sobre la mesa las preferencias de Ganso el pasado mes de agosto. Paolo Pucci ya expresó en esos entonces que la intención del futbolista era permanecer en Brasil, pero que si tuviera que emigrar al viejo continente, no dudaría en hacerlo al Real Madrid, porque “es el único equipo que está en su corazón, aparte del Santos”.

En la entidad blanca comprueban con satisfaccción cómo la postura del jugador se sigue manteniendo intacta, a pesar de las probables tentativas culés. La directiva merengue toma buena nota de las declaraciones del jugador y no descarta emprender una ofensiva en un futuro. El problema, como ya ocurría con Neymar, es la cantidad que habría que desembolsar por su traspaso. El entorno más cercano al jugador se sigue remitiendo a su claúsula, que alcanza la nada despreciable cifra de 50 millones de euros.

Lo único que queda claro en este caso es que el futbolista pondría todo de su parte para llegar a Concha Espina y que no tiene intención alguna en desplazarse a la ciudad condal.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información