Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Callejón pide ser primer espada

  • El Real Madrid goleó a la Ponferradina en el Bernabéu con una gran actuación de Callejón y un buen rendimiento general (5-1). Los blancos se clasifican para la próxima ronda copera. Joselu volvió a marcar con los 'mayores'.
Real Madrid 5-1 Ponferadina
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

El Real Madrid cumplió con nota el trámite copero ante la Ponferradina. Los de Mourinho se impusieron por 5-1 en un partido con ritmo y muy vistoso para el espectador merengue, que acabó más que conforme con el partido de los suyos. Ademas, dos nuevos canteranos debutaron en partido oficial, Jorge Casado y Fernando Pacheco.

Era evidente que la visita de la Ponferradina iba a ser un trámite en la clasificación del Real Madrid para la próxima ronda de la Copa del Rey. Sin embargo, en ese sencillo examen había jugadores que tenían que reivindicarse. Esa patada en la puerta que decía Camacho para los canteranos aplicable a hombres como Sahin, Granero o Altintop. No valía con cumplir el expediente y lavarse las manos, había que sacar buena nota.

En este sentido, José Callejón puede considerarse uno de los alumnos más aplicados de la clase. Capaz de perder un balón y pelearlo hasta que su corazón dijo basta, con el consiguiente aplauso del Santiago Bernabéu, o de conseguir uno de los goles de la temporada con un remate bombeado por encima de una salida suicida del portero de la Ponferradina. Esas fueron dos de sus formas de presentarse en el partido, que no las únicas. Además de la lucha y la brega, el ex del Espanyol le ha cogido el gusto al arte de hacer goles. Ya lo hizo en el choque de ida y repitió en el de vuelta. En esta ocasión con un desmarque como una flecha a pase al hueco de Özil y pegada seca junto al poste. Una alegría extra para la afición, que ya empieza a adorarle.

Sin caer en la desgana, el Madrid siguió dominando el balón. La Ponferradina no se rendía. Lo intentaba con lo que podía y con lo que el Madrid le dejaba. No era demasiado pero sí suficiente como para levantar de sus asientos a los aficionados que le acompañaron en el Bernabéu. Justo cuando daban por bueno el 1-0 antes del descanso, llegó el mazazo menos esperado. No porque Sahin fuera su verdugo en forma de goleador, que puede marcar, sino porque lo hizo de cabeza a la salida de un córner, seguramente una de las no especialidades del jugador turco. Una alegría especial para Sahin, que sigue en su particular pretemporada, y que gana un punto de confianza, que falta le hace para exhibir el fútbol que le trajo hasta Madrid.

 Ficha técnica

Real Madrid 5: Adán (Pacheco, Altintop, Varane, Pepe, Casado (Nacho 70’), Khedira, Sahin, Granero, Callejón, Özil y Karim Benzema (Joselu 77’)

Ponferradina 1: Orlando Quintana, David Malo, Samuel, Pepe, Dani Carril, Acorán, Jonathan Ruiz, Isaías, Javi Navarro (Mayor 46’), Borja Sánchez (Yuri 76’) y Mateo (Doménech 61’)

Goles: 1-0 Callejón (25’), 2-0 Sahin (44’), 3-0 Varane (48’), 3-1 Acorán (53’), 4-1 Joselu (81’), 5-1 Callejón (88’)

Árbitro. Ayza Gámez.  Amonestó a Khedira, Samuel

Estadio: Santiago Bernabéu (50.000 espectadores)

Si el 2-0 fue cruel con los visitantes por el momento en el que se produjo, no fue mucho más benévolo el Madrid con el tercero, que llegó prácticamente desde el vestuario, recién inaugurada la segunda mitad. Un lanzamiento de falta de Esteban Granero mal rechazado por Orlando le cayó a un mal cliente, con camiseta blanca en este caso. Fue Varane el que tuvo el olfato necesario como para encontrarse con ese rechace y golpearlo hasta la red. Sentencia total al partido y a la eliminatoria.

A partir de aquí, el Real Madrid pareció acordarse de las vacaciones y los turrones. Hubo una bajada general palpable, sin desidia pero palpable. Fruto de ello llegó el tanto de Acorán para la Ponferradina, que se aprovechó de error en la cobertura del Madrid para batir a Adán con un disparo ajustado al poste. Un buen gol que, por la forma en la que se produjo, seguro que no gustó demasiado a Mourinho.

Con el partido ya visto para sentencia, Mourinho decidió dar salida a varios de sus extras en forma de canteranos. Nacho, Joselu y el portero Pacheco saltaron al césped. El último de ellos hacía su debut, los dos primeros ya conocían ese sabor. Como también sabía Joselu lo que era marcar tocando un balón con el primer equipo. Fue ante el Almería. Y ahora repitió acción en Copa. Esta vez tirando de colocación y empujando un balón paralelo a la línea de gol. La cantera no juega mucho, pero cuando lo hace, cumple. Y con creces. Como también lo hace Callejón, posiblemente el jugador más en forma del Real Madrid en estos momentos. Un control orientado, un recorte y una ejecución tranquila tras un pase en largo magistral de Sahin acabó traduciéndose en el quinto gol de la noche. El del redondeo. El Madrid cumplió con el trámite, hizo disfrutar a la gente, la ‘Ponfe’ marcó el gol del honor y todos tan contentos. A esperar al 2012.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información