Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Teniendo a Özil, ¿quién quiere a Xavi o Iniesta?

  • El mediapunta alemán fue de lo mejor del Real Madrid en el Camp Nou
El mediapunta alemán fue de lo mejor del Real Madrid en el Camp Nou
Defensa Central Defensa Central

El futbolista del Real Madrid Mesut Özil sentó cátedra en el Camp Nou, un estadio acostumbrado a maravillarse con el fútbol de los que llaman 'jugones' del Barcelona, los Xavi, Iniesta y compañía. Sin embargo, el pasado miércoles no fue un culé el que dio una lección de fútbol en el feudo barcelonista, sino un madridista. El mediapunta alemán Mesut Özil dejó su impronta en el clásico copero y demostró que es un mago con el balón en los pies.

Mesut Özil volvió a ser el de la temporada pasada en el Camp Nou, en un día vital para el devenir del Real Madrid en Copa del Rey. El alemán fue la estrella de un partido en el que dominó el cuero en cada jugada de ataque del Madrid. En cada control, en cada pase, en cada regate y en cada tiro se vio al alemán que la temporada pasada deslumbró al Bernabéu con su fútbol. A pesar de que la temporada no había comenzado todo lo bien que se esperaba, Özil cada vez va a más y gracias a la continuidad que le está dando Mourinho no cabe duda de que muy pronto podremos verle brillar con luz propia.

Durante todo el partido, el alemán fue el auténtico guía del Real Madrid. En la primera mitad creó el fútbol merengue de la mano de Kaká e incluso tuvo la mejor oportunidad de los blancos con un chutazo desde su casa que pasó como un obús por la derecha de Pinto y fue a estrellarse al larguero. La acción del mediapunta germano mereció el gol, pero la mala suerte quiso que la bola botara por fuera de la línea. En cualquier caso, ¿Quién dice que Teixeira lo hubiera dado por válido si bota dentro? Sea como sea, ésta fue sólo una de las demostraciones de calidad de Özil, que en la segunda mitad fue todo un tormento para Abidal.

Mourinho ha descubierto el filón de tener al alemán en banda y a Kaká en la mediapunta, una solución que ha dado sus frutos en los últimos partidos ante la baja de Di María y que, por qué no, puede seguir dándose para dar mayor descanso a los jugadores ante la acumulación de partidos. Por esa banda, Özil asistió a Cristiano en el 2-1 y volvió loca a la defensa azulgrana, que veía con impotencia cómo el alemán se iba una y otra vez con el cuero pegado a la bota. Teniendo al mejor Özil, no se puede pedir más, por mucho que en Barcelona hayan endiosado la figura de Andrés Iniesta actuando por banda. ¿Quién quiere a Iniesta teniendo a este nivel al alemán?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información