Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los deberes, antes de la Champions

  • El Madrid quiere dejar la Liga más encarrilada antes de visitar al CSKA
El Madrid quiere dejar la Liga más encarrilada antes de visitar al CSKA
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid quiere hacer los deberes en Liga cuanto antes y el mes de febrero parece una buena oportunidad para lograrlo. Durante las próximas semanas el equipo blanco no deberá abandonar la Comunidad de Madrid en el campeonato liguero, donde cuenta con un calendario mucho más asequible que su perseguidor, el FC Barcelona. Además, febrero es un mes que no se le ha dado bien a Guardiola desde que llegó al banquillo culé. Los azulgrana siempre pinchan en el mes que acaba de entrar, y si vuelve a ocurrir el Madrid tendrá una nueva ocasión para seguir aumentando su renta.

La clasificación del Barcelona para las semifinales de Copa ha sido un arma de doble filo para los culés. Ya lo avisó Mourinho en la previa: el que perdiera saldría reforzado para el resto de competiciones. Y en el caso de los de Guardiola, las dificultades se están haciendo aún más evidentes. La plaga de lesiones que atraviesan los culés está aumentando el cansancio de los futbolistas, que tienen que jugar sin margen de error un partido cada tres días y a un ritmo frenético. Por este motivo, en la capital se ve este mes como el idóneo para dar un nuevo golpe sobre la mesa.

La consigna es clara. Sumar, sumar y sumar, esperando que el Barcelona vuelva a tropezar en alguno de los partidos de febrero. Varios de ellos de una dureza importante, como las visitas a Pamplona o al Vicente Calderón. Los últimos resultados obtenidos por el equipo de Guardiola en sus partidos a domicilio ha espoleado al Madrid, que ve una buena renta en siete puntos pero reconoce que una vez comience la Liga de Campeones se puede perder un punto de concentración en Liga. Por eso hacer los deberes ahora es fundamental, más aún teniendo en cuenta que febrero no se le da precisamente bien al Barcelona.

Getafe, Levante, Racing y Rayo Vallecano (contando con el viaje a Moscú, única salida de la capital a final de mes) son los próximos partidos de un Madrid que pretende sumar otros 12 puntos en estos partidos. Si el Barcelona pincha, la distancia aumentará y el equipo se podrá centrar en la Champions (sin descuidar la Liga, evidentemente). En caso contrario, seguirán siete puntos de ventaja, pero con cuatro jornadas menos por disputarse. La carrera de fondo sigue en marcha, y quizá es el momento de que el escapado realice un nuevo ataque para dar el golpe de gracia al rival.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información