Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Undiano hizo sufrir al Madrid

  • El colegiado fue de todo menos casero
El colegiado fue de todo menos casero
Defensa Central Defensa Central

El colegiado navarro Undiano Mallenco hizo sufrir al Real Madrid en la visita del Levante a Chamartín. El gol visitante al poco del comienzo encendió las alarmas, y el árbitro no ayudó en nada a la remontada, anulando un gol legal a los blancos justo después del 0-1 y tragándose un claro penalti de Del Horno en el área levantinista.

En el minuto 6 llegaba la primera jugada polémica del encuentro, cuando Benzema aprovechaba un buen pase de Cristiano para hacer el gol que suponía el empate. No obstante, el linier vio fuera de juego en una jugada que era completamente legal. El asistente de Undiano entendió que, tras el pase de Cristiano, Higuaín tocó la bola hacia Benzema. Sin embargo no fue así, y en el pase de Cristiano ambos, tanto el argentino como el francés, estaban habilitados. Un error que no evitó que el Madrid continuara su acoso y derribo.

Poco después de la media hora, Del Horno levantó la pierna más de lo habitual dentro del área ante Sergio Ramos. Y no sólo eso, sino que golpeó al sevillano en su intento por rematar a portería. Un penalti de libro que no sancionó Undiano, que compensó la jugada sacando sólo a amarilla a Ramos cuando se tomó la justicia por su mano sin balón de por medio. Al borde del descanso, Iborra vio la segunda amarilla, justa, por controlar el balón con la mano dentro del área. El penalti sirvió al Madrid para empatar, merecidamente, el encuentro. En la segunda mitad, con el Levante con uno menos, poco más hubo que señalar.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información