Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Las obras pueden durar un año

  • El lavado de cara que el Madrid le dará a su estadio es más complejo de lo que se dice
El lavado de cara que el Madrid le dará a su estadio es más complejo de lo que dicen
Defensa Central Defensa Central

Por más que el Barcelona, y su defensora prensa, se empeñe en mancillar el estadio Santiago Bernabéu en la final de la Copa del Rey, el Real Madrid tiene muy claro que en su estadio manda él y que, por tanto, no se celebrará en el Paseo de la Castellana el partido entre los culés y el Athletic. No es una simple manía, sino que los blancos ya tienen perfilado un calendario para realizar una serie de obras que mejorarán todavía más el espectacular estadio del Real Madrid.

De hecho, el equipo de Mourinho jugará el 13 de mayo su último partido de la temporada en el Bernabéu. Será ante el Mallorca en el cierre del campeonato de Liga. Sin mayor dilación en el tiempo, es decir, el día 14 del citado mes de mayo, en el estadio madridista se iniciarán una serie de trabajos con el objetivo de cambiar hasta 210 baños y un total de 55.000 asientos.

Aunque pudiera parecer lo contrario, la magnitud de la obra es importante. De hecho, según informa ABC, durante el periodo de verano sólo habrá tiempo material para la sustitución de 20.000 de los 55.000 asientos previstos para ser sustituidos. El resto, cerca de 35.000 butacas, se irán cambiando durante el transcurso de la temporada 2012-13. El objetivo es que el aforo del estadio no se vea reducido mientras duren esta serie de cambios. Las obras pueden llegar a durar un año. Así que por más que le pese al barcelonismo, el Bernabéu sólo será tocado por los obreros y personal cualificado para realizar las correspondientes modificaciones al estadio. De final de Copa del Rey, nada de nada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información