Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Desencuentro fatal entre United y Ronaldo

Defensa Central Defensa Central


Las relaciones entre Cristiano Ronaldo y el Manchester United han llegado a su límite. Tanto se está tensando la cuerda que al final acabará por romperse. El último de los episodios en esta relación de amor odio se ha producido el jueves cuando el jugador portugués tenía todo preparado para pasar por el quirófano en la lisboeta Clínica Da Luz.

El día anterior, Ronaldo ya se había reunido en la capital lusa con su agente, Jorge Mendes, y médicos de su selección y del Manchester United. Se había decidido que el jugador fuera intervenido inmediatamente, para solucionar una inflamación en el cartílago del pie derecho que arrastra desde hace tres meses. Pero, en el momento justo en el que Ronaldo iba a ingresar en la clínica, el club inglés le ha prohibido operarse en Lisboa como tenía planeado y le quiere obligar a que vuelva a Manchester para que sea intervenido allí.

El ManU hizo público un comunicado durante el jueves en el que desmentía que el jugador hubiera sido operado, cuando ya varios medios se agolpaban en la clínica lisboeta. El club aseguró que "Están llevándose a cabo las medidas para obtener el consejo de otros especialistas, para ultimar el plan de tratamiento cuanto antes", en una bonita y esquiva pirueta para evitar dar más explicaciones al aplazamiento de la operación del jugador.

A Ronaldo ésto le ha sentado como una tomadura de pelo. El luso pretendía ser intervenido cuanto antes para que su recuperación, que se estima entre 4 y 6 semanas, no le privara de empezar la competición, y estuviera en condiciones de comenzar a jugar con el equipo de sus sueños, el Real Madrid. Además, tras la operación, Cristiano pretendía desplazarse hasta Mallorca para conocer a la familia de su novia Nereida Gallardo, y la negativa del ManU trastoca todos sus planes, justo ahí donde al portugués más le duele.

El aplazamiento de la operación, y la forma repentina en la que ésta se ha producido, tienen a Ronaldo que echa chispas contra su club, en lo que puede significar una ruptura total en la relación entre jugador y directiva. El Madrid podría sacar tajada ahora de la situación, y según afirma en su edición de hoy el diario "Marca" iría a hacer una última oferta de 85 millones por Ronaldo, en los que se plantaría sin subir ni un euro más para forzar la respuesta definitiva del club inglés y no perder más oportunidades ni tiempo en el mercado de fichajes.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información