Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una vuelta a ritmo de mariscal

  • Sergio Ramos cumplirá su primera vuelta como el jefe de la zaga merengue
Sergio Ramos cumplirá su primera vuelta como el jefe de la zaga merengue
Diego Vargas Diego Vargas

Sergio Ramos cumplirá mañana ante el Espanyol una vuelta en el centro de la defensa. La lesión de Ricardo Carvalho abrió al sevillano las puertas del eje de la zaga, y sus prestaciones en la posición no pasaron inadvertidas para un Mourinho que no le ha movido del lugar desde entonces (con la salvedad de la visita del Racing al Bernabéu). 

El central sevillano ha hecho suya la posición de '4' en el Real Madrid, formando pareja de centrales con Pepe, e incluso ya ha cambiado la idea inicial de Vicente Del Bosque de colocarle como lateral en la Selección. Ramos mejora su rendimiento como central, donde se ha convertido en un coloso inexpugnable. Sólido al corte y al cruce, rápido en carrera, con buen juego aéreo y buena salida de balón, nadie puede discutir la calidad del de Camas y su capacidad como zaguero, donde cada domingo hace las delicias del madridismo desde hace una vuelta.

Concretamente fue en Cornellá ante el Espanyol cuando Mourinho decidió introducirle en el centro de la defensa. Las bajas de Carvalho y Pepe hicieron plantearse al técnico esta posibilidad, teniendo en cuenta que podía ser un partido de mucha presión para Raphael Varane. Sergio formó pareja de centrales con Albiol y el Madrid ganó por 0-4 con una solidez defensiva abrumadora. De hecho, durante las siguientes cinco jornadas sólo encajó dos goles, ante Betis y Osasuna, certificando seis jornadas habiendo encajado sólo dos tantos.

Ramos ha demostrado ser un defensa como la copa de un pino, un central de primer nivel que en el lateral derecho está desaprovechado. Por eso Mourinho decidió mantenerle ahí, demostrando su capacidad para entender el fútbol, su capacidad de rectificación y sentando las bases de un nuevo Madrid con Arbeloa como carrilero. Después de esta vuelta a ritmo de mariscal, nadie quiere volver a ver a Ramos en el costado. No ha sido sencillo, pero por fin el sevillano puede desplegar todo su potencial.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información