Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los 5 errores imperdonables de Paradas

  • El andaluz perjudicó gravemente al Real Madrid
La amarilla a Pepe, la amonestación a Marco Ruben y el gol de Senna marcaron el partido
Defensa Central Defensa Central

En la historia del fútbol ha habido arbitrajes malos, lamentables, horribles y después está el perpetrado anoche por Paradas Romero en el Villarreal-Real Madrid. El colegiado andaluz perjudicó seriamente al Real Madrid con una serie de decisiones que desquiciaron a los jugadores y al cuerpo técnico del equipo merengue. A continuación les detallamos los errores más significativos:

Roja no mostrada a Bruno por una brutal entrada sobre Callejón: A poco de llegarse al descanso, Bruno le dio un plantillazo a Callejón con todos los tacos que provocó que el de Motril acabara lesionado. Una brutal entrada merecedora de roja, pero ante la que Paradas ni se inmutó.

 


 

Amarilla a Pepe por fingir agresión: Finalizando la primera parte, Pepe es amonestado de manera injustificada por fingir una supuesta agresión de un futbolista rival. El defensa del Real Madrid fue a despejar un balón y fue el jugador del Villarreal Musacchio, quien impactó con su codo en el labio de Pepe produciéndole un corte en el labio.

 

 


 

Paradas confundió a los jugadores con el brazo levantado: En el minuto 82 señaló una inexistente falta de Altintop a Bruno en la frontal del área. El colegiado andaluz señaló libre directo pero confundió a los jugadores del Real Madrid al mantener el brazo izquierdo levantado por encima de su cabeza, algo que solo se debe hacer si es libre indirecto. Un grave error al que habría que sumarle otro aún más determinante; si señaló falta de Altintop tuvo que hacerlo por juego peligroso, con lo que tendría que haber señalado falta indirecta y el gol de Senna no hubiera subido al marcador.

 


No expulsión a Marco Ruben: En el minuto 54, Marco Ruben recibió una tarjeta amarilla por una entrada sobre Arbeloa que parecía ser la segunda. Según el acta del partido, la tarjeta que mostró en el minuto 19 no era para Ruben sino para Senna, que en ese momento se encontraba de espaldas y a más de 10 metros de distancia del colegiado. Los árbitros en este caso están obligados a separar al jugador amonestado del resto, dejándoles claro quién es el infractor.

 

 


 

Roja a Özil por aplaudirle: Y para rematar la faena, el andaluz, que masacró al Real Madrid, expulsó a Mesut Özil por, según el acta, "aplaudir una de mis decisiones a modo de mofa muy cerca de mi persona". ¿Desde cuando se expulsa a un jugador o a un ayudante por aplaudir?

 

De todas maneras, no debe sorprender la actitud de este colegiado hacia el Real Madrid; Paradas Romero fue aquel que permitió que Guardiola agarrara a un linier en Pamplona, o que Xavi recorriera toda la banda para protestar un gol anulado, o aquel que no señaló un claro penalti de Adriano a Iraola en San Mamés. Llueve sobre mojado...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información