Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Vuelta a lo 'normal': goleada blanca

  • El Real Madrid abusó de la Real Sociedad y le endosó una 'manita' para mantener los seis puntos de ventaja sobre el Barcelona.
Real Madrid 5-1 Real Sociedad
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

El Real Madrid volvió a la normalidad, es decir, la victoria y la goleada en el Bernabéu ante la Real Sociedad. Los vascos fueron un juguete en las manos de los blancos que lograron cinco sin la necesidad de apretar el acelerador al máximo. Cristiano, Benzema e Higuaín jugaron juntos de inicio y todos ellos 'mojaron'. También debutó el canterano Jesé.

Empezaba la noche con la Liga un poquito más comprimida de cómo finalmente se quedaría tras la disputa del partido del Bernabéu. El Barcelona había ganado en Mallorca, sin embargo, nadie o casi nadie pensaba que el Madrid fuera a regalar puntos a la Real Sociedad. El Bernabéu no es una ONG en la que se donan y se regalan las cosas así porque así. El Málaga lo consiguió con fortuna y sobre la campana, los vascos casi al sonido del primer gong ya estaban besando la lona.

Y lo hacían porque Mourinho decidió salir al ataque. Nada menos que con Cristiano, Benzema e Higuaín juntos. Nada de trivote ni cosas raras. De una combinación del ‘9’ y el ‘20’ salió el primer gol del partido. La norma del Bernabéu es que antes del primer cuarto de hora el  marcador se tiene que haber movido. La pegada al primer toque de Higuaín desde la frontal del área sorprendió a Bravo y a medio equipo vasco. Los pistoleros tienen esa cualidad, la de primero disparar y luego preguntar. Eso le pasó a la Real con Higuaín, sólo se dio cuenta del 1-0 cuando el madridismo estaba en pleno festejo.

Era evidente que la Real había aterrizado en Madrid con el ánimo de aguantar el 0-0 lo máximo posible o en su defecto el 1-0. Así las cosas, toda la escuadra dirigida por Montanier se aculó tan atrás que Bravo sólo era capaz de verle el trasero a sus compañeros. Los de Mourinho, o mejor dicho, los chicos de Karanka, dominaban a placer. No avasallaban pero sí tenían el control, el mando y cualquier arquetipo de dominio que se pudiera decir con palabras. Fruto de ese mayor y mejor control, Cristiano Ronaldo se plantó delante de Bravo con dos opciones, buscar a Benzema en el segundo palo o finalizar él mismo la jugada. Pensó en la primera por su gesto, pero ejecutó la segunda. Total, 2-0 para el Madrid en noche tan plácida como el clima.

Los blancos sacaron a relucir sus mejores recursos en varias fases del partido. No necesitaron tirar de todos, pero la pierna de Xabi Alonso es jugada maestra. Sobre todo cuando al ex de la Real le da por poner un balón largo de 40 metros que Benzema controló con ese amortiguador legal llamado pecho, y que anestesió con un sutil toque por encima de Bravo. La red volvió a sonreír. Fue un golazo en toda regla. Eso sí, antes de llegar al descanso, la Real pudo maquillar el marcador gracias a que Ramos metió la cabeza cuando no debió en un disparo de Xabi Prieto. El golpeo era bueno, parable por Casillas, pero tras tocar el pelo del andaluz se hizo inapelable.

Ficha Técnica­­

Real Madrid 5: Casillas; Arbeloa, Varane, Ramos, Marcelo; Alonso, Khedira (Sahin 76’), Kaka; Higuaín, Cristiano (Jesé 80’) y Benzema (Coentrao 76’)

Real Sociedad 1: Bravo, Cadamuro (Pardo 74’), Mikel (Zurutuza 44’), Demidov, I.Martínez, DelaBella, Illarramendi, Aranburu, X.Prieto, Griezmann y Agirretxe (Vela 56’)

Goles: 1-0 Higuaín (6’), 2-0 Cristiano Ronaldo (31’), 3-0 Benzema (40’), 3-1 X.Prieto (41’), 4-1 Benzema (49’), 5-1 Cristiano Ronaldo (56’)

Árbitro: Turienzo Álvarez. Amonestó a Iñigo Martínez, Mikel González, De la Bella, Xabi

Estadio: Santiago Bernabéu (77.000 espectadores)

Si la Real tenía algún tipo de consigna preparada en el descanso para intentar sobrevivir con ese 3-1 la táctica se le fue a pique bien pronto. Cuatro minutos de la reanudación y un buen robo de Khedira casi en la línea de tres cuartos  de campo y un pase posterior milimétrico le permitieron a Benzema ponerle el sello de pasaportado a la Real Sociedad. Por la vía rápida, el Madrid metía el gol del K.O.

No sería la última aparición de alguno de los tres tenores que hoy formaron el tridente blanco en ataque. De hecho, la manita fue fabricada por Higuaín y Cristiano. El argentino se pidió en esta ocasión el papel de asistente y CR7 el de killer. Balón a la espalda de la defensa y el portugués fusiló a Bravo. La Real ya sólo esperaba que el minuto 90 le ayudara a que no cayeran más goles, porque el viento soplaba a favor de la bandera de color blanco.

Los minutos finales fueron los denominados de la basura porque poco o nada sucedió que fuera trascendental para el resultado. Sí que hubo varios pronunciamientos positivos de la gente con el debut de Jesé y la vuelta a los terrenos de juego de Sahin, y otros no tan buenos como la música de viento que se llevó Coentrao. Y es que la afición blanca eso no lo pasa. Tendrá que volver a ganarse el cariño del pueblo y no le será fácil. No tan sencillo, al menos, como la goleada sobre el cuadro vasco. Se acabó el ceder puntos y todo volvió a la normalidad. Qué ganas había.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información