Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid siempre deja su sello fuera

  • El club blanco consiguió marcar en Múnich, como acostumbra en Europa
El club blanco consiguió marcar en Múnich, como acostumbra en Europa
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Que el Real Madrid es el equipo más poderoso a nivel ofensivo de Europa es algo innegable. Sus 107 goles en Liga y sus más de 150 en esta temporada son una demostración de que el equipo de José Mourinho es una máquina apisonadora en lo que se refiere al juego de ataque. De ahí que este martes tuviera como uno de sus grandes objetivos marcar en Múnich, lo cual de conseguirlo le iba a dar muchas opciones de alcanzar la final del próximo 19 de mayo.

 

 

Con anterioridad, en la Liga de Campeones lo de marcar a domicilio venía siendo una constante en este equipo. En Zagreb (0-1), Lyon (0-2), Amsterdam (0-3), Moscú (1-1) y Nicosia (0-3) los blancos siempre se habían ido de sus partidos anotando al menos un gol y, lo que es más importante, sacando algo positivo. Solo el CSKA logró arrebatarle un empate al Real Madrid, estando el cómputo global de goles para los de Mourinho en un solo tanto en contra y diez a favor. Datos para ser optimistas antes de enfrentar el partido de este martes en uno de los campos más difíciles de Europa, el Allianz Arena.

Pues bien, como no podía ser de otra manera, el Real Madrid ha logrado salir de este estadio con el botín de haber marcado, lo cual pone le facilita la eliminatoria. En este tipo de duelos siempre es muy importante anotar por el valor doble de los goles en campo contrario, de manera que el próximo miércoles afrontarán el partido de vuelta en el Santigo Bernabéu sabiendo que, si mantienen la portería a cero, todo sería mucho más fácil para poder volver a este estadio en poco más de un mes.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información