Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una apuesta por la creatividad

  • Mourinho se olvida del músculo de cara a su tercera temporada en el Madrid
Mourinho se olvida del músculo de cara a su tercera temporada en el Madrid
Diego Vargas Diego Vargas

Siempre se ha dicho que Mourinho es un entrenador defensivo. Al menos, así ha sido hasta que ha demostrado en el Real Madrid que simplemente es un entrenador que sabe aprovechar al máximo los recursos de su plantilla, adaptándolos en la medida de lo posible a la filosofía del club en cuestión. En el Bernabéu, el luso se ha encontrado con que el madridismo no quiere músculo, y poco a poco ha ido cediendo hasta convertir su tercer proyecto al frente del Real Madrid en toda una apuesta por el fútbol creativo. Mou se ha olvidado definitivamente del músculo, con mucha cabeza, y el entorno se ha dado cuenta de ello.

 

 

La principal prueba de que José Mourinho ya no genera la misma opinión deportiva que a su llegada al Real Madrid es que prácticamente todos los nombres que han sido vinculados con el club merengue para reforzar el centro del campo en el presente mercado estival han sido hombres de toque, creativos, que no destacan exclusivamente por el músculo, sino por su habilidad con el balón en los pies. Es el caso de jugadores como Modric o Silva, que durante todo el verano han sido señalados como los deseados por el míster. 

Sin embargo, no sólo esto refleja el cambio de tendencia en la mentalidad del entrenador portugués desde su llegada al Santiago Bernabéu. El capítulo de salidas e incluso las renovaciones va en esa misma línea. Hombres como Granero o Sahin, futbolistas que no son rocosos pero que aportan imaginación al centro del campo continuarán de blanco la próxima temporada (la intención de Mou es renovar al Pirata y no ceder al turco) pese a su poca participación el pasado curso, mientras que Altintop ya ha terminado su paso por el club blanco y Lass podría hacer lo propio o reconvertirse definitivamente a lateral derecho.

De este modo, la próxima temporada, el centro del campo merengue podría contar únicamente con un jugador de los considerados 'físicos', el alemán Sami Khedira. La medular madridista del próximo curso contará, además del germano, con Xabi Alonso, Sahin, Granero y casi con total seguridad Modric. Cuatro hombres de imaginación y uno de músculo, sin contar con las habilidades de hombres como Özil. No cabe duda de que el Real Madrid sigue creciendo a pasos agigantados con Mourinho, y tras la conquista de la Liga el objetivo es reconquistar el campeonato y volver a asaltar la Décima enamorando al mundo a base de buen fútbol de ataque, posesión y verticalidad, con un estilo como Dios manda. La temporada 2012-13 promete ser apasionante.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información