Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benzema, un año para perfeccionarse

  • El francés afronta el reto de mejorar la última temporada realizada en el Real Madrid
El francés afronta el reto de mejorar la última temporada realizada en el Real
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Aunque la Eurocopa de Karim Benzema no fue nada mala, lo cierto es que su rendimiento en el campeonato decepcionó ligeramente. El francés se volvió a casa en cuartos de final sin haber visto portería, si bien fue uno de los futbolistas más destacados del combinado galo. El torneo de Ucrania y Polonia era una gran oportunidad para que el delantero se confirmarse como uno de los mejores delanteros del continente, pero su avance en esta línea fue bastante escaso al no brillar tanto como se esperaba de él.

 

Todo aquel aficionado que haya seguido el rendimiento de Karim Benzema en la temporada 2011/12 sabrá que el Real Madrid tiene entre manos a un potencial ganador del Balón de Oro. El francés demostró ser el crack que apuntaba en el verano de 2009, cuando Florentino Pérez lo fichaba a a cambio de 35 millones de euros en una apuesta personal. Tras ello pasó dos temporadas en la sombra, sin terminar de ofrecer todo el fútbol que llevaba en sus botas. Hasta que José Mourinho consiguió dar con la tecla y le hizo ver que la clave de su juego radicaba en tener hambre, en pelear por ser el mejor delantero del mundo.

Los resultados se hicieron claros y notorios el curso pasado, pues Karim se convirtió en el '9' indiscutible del Real Madrid  y realizó la mejor temporada de su carrera al marcar 32 goles en 52 encuentros con el equipo; además de dar 19 asistencias. El francés evidenció ser un delantero 'total', con capacidad para ver la portería rival con facilidad y hacer jugar a su equipo. Así, le llovieron los elogios por todas partes y se convirtió en la gran esperanza de la renacida selección francesa. Pero lo ocurrido en Ucrania y Polonia ya es historia, con España de por medio.

Ahora Karim Benzema afronta una temporada más importante, si cabe, en su carrera deportiva. La próxima será la que marque el camino a seguir de la trayectoria del francés, pues a sus 24 años tiene en su mano seguir creciendo. Para esta campaña su candidatura al Balón de Oro está prácticamente descartada, por lo que tiene que empezar a trabajar para convertirse en un serio aspirante de cara a las próximas ediciones. Además, la competencia de su compañero y amigo Higuaín promete ser aún más dura. El francés sabe que no puede despitarse ni un momento si no quiere perder lo conseguido el año pasado con el equipo, así que este curso debe aplicarse más y mejor. Para ello volverá a contar con la ayuda de Mourinho, quien mejor le ha sabido entender y guiar para llegar a ser la gran estrella que es hoy en día.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información