Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Álex, el ojito derecho de Mourinho

  • El portugués quiere seguir muy de cerca sus pasos esta temporada porque ve en el alcalaíno un jugador con potencial para llegar al primer equipo.
El portugués, encantado con el rendimiento del joven centrocampista del Castilla
David Jorquera David Jorquera

Que Álex Fernández sea uno de los tres jugadores del Castilla presentes en la gira por EEUU del Real Madrid no es ninguna casualidad. Es más, el jugador de Alcalá de Henares ya se ha convertido en un clásico en este tipo de concentraciones. Y es que en las tres pretemporadas con la actual en las que Mourinho se ha llevado al equipo a América Álex ha estado en dos de ellas, la de 2010 y la del 2012, y sólo se perdió la del 2011 porque estaba disputando el campeonato de Europa Sub-19, en la que fue campeón, MVP y elegido en el 11 ideal de la competición.

La confianza de Mourinho en este joven centrocampista de 19 años (cumplirá 20 el próximo mes de octubre) es máxima. La realidad dice que hasta cinco jugadores del primer equipo de los desplazados por Mourinho hasta EEUU pueden jugar en la posición en la que lo hace Álex: Xabi Alonso, Khedira, Sahin, Granero y Lass. Sin embargo, Mourinho sigue en sus trece desde que llegó, y tiene bien anotado en su libreta a este pelirrojo que está llamado a ser uno de los hombres de referencia del futuro tanto en el Real Madrid como en la selección.

De hecho, el próximo año, en 2013, la selección española disputará el campeonato de Europa Sub-21 con casi total seguridad, aunque antes debe certificar su pase a la ronda de play-offs de la categoría. En ese equipo es muy probable que esté Álex Fernández, ya que en la RFEF tienen unos informes excepcionales del jugador del Real Madrid, que ha sido siempre un fijo en las categorías inferiores de España.

Con todos estos ingredientes, la temporada 2012-13 puede ser una de las más importantes en el despegue definitivo de Álex Fernández. Será un fijo para Toril cuando vuelva a incorporarse al Castilla, y Mourinho seguirá muy de cerca sus evoluciones porque no es descartable que la próxima temporada pudiera tomar el mismo camino que Álvaro Morata, y viera como se le abren las puertas del primer equipo. Por el momento, el canterano trabaja a las órdenes del técnico portugués en EEUU, que está especialmente contento con él. Ahora le toca responder a Álex a esa confianza ganándoselo en el terreno de juego.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información