Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Modric no quiere ser un nuevo Sahin

  • El croata teme que la ausencia en la pretemporada le pase factura durante el curso
El croata teme que la ausencia en la pretemporada le pase factura durante el curso
Defensa Central Defensa Central

El croata Luka Modric, que en unos días se incorporará por fin al Real Madrid, conoce de sobra lo que la pasada temporada le pasó a Nuri Sahin. El centrocampista, que no ha realizado la pretemporada ni con los blancos ni con el Tottenham, es consciente de lo que le ocurrió a su homónimo turco, y teme que Mourinho no cuente con él al mismo nivel que el resto por no haberse preparado con los compañeros merengues. Modric no quiere ser el nuevo Sahin, y por este motivo tiene la firme intención de ponerse las pilas desde el primer día para convencer al míster.

El '14' del Tottenham hasta la pasada temporada llegará al Real Madrid sin haber hecho una pretemporada en condiciones, con mucho menos ritmo de juego que sus compañeros y en peores condiciones físicas. El croata volvió a vestirse de corto este miércoles en el partido de Croacia ante Suiza después de casi dos meses, desde que su selección cayera ante España en la fase de grupos de la Eurocopa. Un solo partido, y no completo, que no es suficiente para estar físicamente a la altura del resto de la plantilla.

Sin embargo, Modric ha estado entrenando al máximo durante todo este tiempo para que no se le note fuera de forma, y poder rendir desde el primer día cuando llegue al Bernabéu. El pasado curso a Sahin se le notó mucho que estaba falto de ritmo, y ello le pasó factura ante Mourinho, que no confió en su estado de forma en ningún momento de la temporada. En el caso del croata, parte con la ventaja de que ha podido entrenar, aunque fuera en solitario, no ha estado inactivo como estuvo el otomano a causa de las lesiones.

El entrenador blanco tiene preparado su plan de recuperación para Modric, que deberá ejercitarse al máximo en cada sesión para coger el tono físico que espera el portugués. Si el croata ha cambiado Londres por Madrid no es para sentarse en el banquillo, sino para demostrar que puede ser titular en el mejor club del planeta. Y para ello es consciente que no vale con el talento: para jugar en el Real Madrid hacen falta también capacidad de trabajo y sacrificio, especialmente con Mourinho al mando.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información