Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Clos Gómez fue el revulsivo culé

  • Conceder el empate del Barcelona en fuera de juego, su error más grave
Conceder el empate del Barcelona en fuera de juego, su error más grave
Defensa Central Defensa Central

Papeleta complicada la que tenía Clos Gómez, el colegiado recordado por los 13 errores en un Madrid-Sevilla, en la ida de la Supercopa. El maño se enfrentó a un encuentro menos tenso que el pasado curso, pero aún así se encontró con más de una dificultad a lo largo de los noventa minutos.

Durante la primera mitad, el árbitro se encargó de enseñar amarilla a Xabi y Arbeloa por el Real Madrid en sendas acciones con Busquets. El medio azulgrana hizo todo el teatro que pudo y provocó dos cartulinas que se podían haber evitado, especialmente la segunda. Por otro lado, Mascherano vio una cartulina que bien podría haber sido de otro color por una dura entrada a Coentrao en un contragolpe merengue. En el área blanca también hubo polémica en el primer acto, especialmente en una caída de Alexis ante Ramos en que el sevillano tocó el balón claramente. El chileno se dejó caer y no vio la amonestación pertinente.

En la segunda mitad, Clos se comió una tarjeta a Pedro por un codazo a Coentrao en un salto. Alexis volvió a pedir penalti en una caída ante Arbeloa, pero el colegiado no 'picó', aunque sí permitió el gol de Pedro en fuera de juego en el 1-1. Más tarde, señaló un penalti claro de Sergio Ramos sobre Iniesta y obvió la segunda cartulina de Mascherano en una entrada criminal a Di María. En definitiva, partido incómodo para un Clos Gómez que fue disimulado, pero bastante casero.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información