Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La renovación de Cristiano le costaría 31 millones al año al Real Madrid

  • Con el fin de la Ley Beckham, el club debería pagar 16 millones en impuestos para que Cristiano cobrara 15 'kilos'
Si el Madrid amplía el contrato del portugués deberá pagar el doble por él
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid ya ha comenzado a trabajar para atajar de raíz la tristeza de Cristiano Ronaldo. Varios son los medios que apuntan a la tardanza del club en su mejora de contrato como la causante del malestar del delantero, algo que el jugador desmintió en el día de ayer, y parece ser que Florentino Pérez ya ha comenzado a moverse para intentar revisar las condiciones contractuales del portugués. Sin embargo, no será nada sencillo contentar a Cristiano, que podría costar al Real Madrid nada más y nada menos que 31 millones de euros por año una vez renovado su contrato.

Las reformas fiscales que llevó a cabo el gobierno de España en 2009 inciden directamente en los salarios de los futbolistas, que con el fin de la llamada Ley Beckham (reducción de IRPF a las rentas de trabajadores extranjeros superiores a los 600.000 euros anuales) han visto como sus impuestos ascienden del 24% de IRPF hasta el 52%, que comenzará aplicarse a los nuevos contratos. De este modo, si Cristiano firmara una ampliación con el Real Madrid tendría que comenzar a tributar el 52% citado anteriormente.

El delantero portugués, y por ende el Real Madrid, es de los pocos que todavía se beneficia de esta ley que fue abolida por el gobierno socialista, pero en cuanto firme un nuevo contrato con el club blanco dejará de hacerlo, obligando al Madrid a doblar el suelo de su estrella.  Y es que, si Cristiano cobra actualmente 15,5 millones de euros brutos (10 millones libres de impuestos), en el caso de una mejora de contrato pasaría a ganar 31 millones brutos (15 libres de impuestos), que es el caché que el Madrid estaría pensando otorgar al luso, convirtiéndolo en el segundo futbolista mejor pagado del planeta tras Eto'o.

De este modo, el Real Madrid podría haber retrasado la mejora de contrato del portugués con el fin de seguir sacando rentabilidad a la Ley Beckham y librarse de los impuestos que conllevaría, ya que hasta el año 2015 el club podría ahorrarse alrededor de 45 millones de euros. Cristiano aseguró que su tristeza no tiene que ver con el tema económico, aunque seguro que una llamada del club para ampliar su contrato sería bien recibida por el jugador portugués.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información