Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El balón parado trae de cabeza a Mou

  • El equipo ha recibido así tres de los cuatro goles que ha encajado en la Liga
El equipo ha recibido así tres de los cuatro goles que ha encajado en la Liga
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Mourinho es un técnico que suele trabajar siempre con una libreta en la mano durante los partidos. El de Setúbal es muy perfeccionista y procura apuntar todos los detalles que suceden a lo largo de los 90 minutos, de forma que luego pueda pulir los errores en los entrenamientos. Por eso, no sería de extrañar que en los choques ante el Valencia, Getafe y Sevilla hubiera señalado en rojo tres acciones que no deberían repetirse.

 

 

Éstas no son otras que las jugadas a balón parado que le acabaron costando el gol al equipo. La primera en la jornada del debut ante el Valencia, cuando un cabezazo de Jonas tras una falta lateral sirvió para que los ché se llevaran un punto del Santiago Bernabéu. La segunda, en Getafe, con un nuevo lanzamiento desde la derecha que Valera remató a la red de cabeza desde la frontal, aprovechando la indecisión de la zaga. Y la tercera, el sábado pasado ante el Sevilla, cuando Trochowski fusilaba a Casillas después de un saque de córner.

Tres jugadas con un denominador común: acciones a balón parado y desde la parte derecha del ataque rival. Centros que la defensa madridista defendió mal al permitir que los goleadores remataran totalmente solos. Problemas que el portugués ha achacado claramente a falta de concentración de los jugadores, pues a su juicio el equipo no puede entrenar más ni mejor este aspecto en Valdebebas.

Como ya señalábamos hace unos días, se trata de una cuestión que le ha costado al equipo un total de 6 de los 8 puntos que ha perdido en el comienzo de temporada. Toda una sangría que debe empezar a taparse desde este mismo domingo en el Estadio de Vallecas, un campo que no es precisamente propicio para conseguirlo. Y es que se trata de un terreno de juego de reducidas dimensiones donde el equipo franjirrojo suele sacar partido de las acciones a balón parado, aprovechando la abundancia de éstas en los partidos. Por eso, los jugadores madridistas deberán entrar en el partido desde el primer momento, intentando evitar los fatídicos despistes. Es evidente que este problema debe atajarse de raíz y qué mejor que empezar haciéndolo con una buena actuación en el derbi madrileño.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información