Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'caserismo' de Borbalán casi cuesta un disgusto

  • El colegiado andaluz le birló un gol al conjunto madridista
El colegiado andaluz le birló un gol al conjunto madridista
Defensa Central Defensa Central

Un derbi en Vallecas siempre implica mucha tensión para el Real Madrid y el de este lunes no faltó a la tradición. A pesar de vivir una plácida primera parte, Fernández Borbalán se complicó mucho la vida en los últimos 45 minutos y acabó quitándole un gol legal al Real Madrid que debería haber servido para sentenciar el partido cuando más sufría el equipo.

El encuentro comenzó con una amarilla muy estricta a Essien por cortar un balón con la mano en el centro del campo. La repetición de la jugada reveló que la misma era involuntaria y que la jugada no implicaba peligro para los locales, por lo que Borbalán erró al mostrarla. Un cuarto de hora después sería su compañero Arbeloa el que recibiría la amonestación del trencilla, aunque ésta más ajustada a la realidad por una falta algo dura sobre Delibasic.

En el minuto 25 la parroquia protestó un supuesto penalti de Marcelo sobre Baptistao, si bien se trató de un lance del juego donde el madridista no provocó la caída de su compatriota. Posteriormente, a falta de cinco minutos para el descanso, el Chori Castro vería la tarjeta amarilla por una zancadilla sobre Essien.

Tras el descanso, en el minuto 49 el andaluz le perdonó una cartulina a Javi Fuego por frenar a Marcelo cuando se disponía a comenzar un contragolpe. Sería una acción previa al gran lío del partido, una jugada en la que el colegiado marcó falta sin conceder la ley de la ventaja en una jugada que Benzema acabaría marcando. Y es que también pudo haber fuera de juego, pero el mismo quedó anulado al venir el balón rechazado desde Chori Castro. Borbalán optó por marcar falta, perjudicando gravemente al Madrid y evitando el 0-2 en el encuentro. Además, el trencilla se olvidó de mostrarle la segunda amarilla al Chori, a pesar de que su entrada sobre Di María lo merecía.

En el minuto 60 acertaría la mostrarle la amarilla por cortar Xabi Alonso una acción de Lass en la que se marchaba con mucho peligro contra la portería de Casillas. Y ocho minutos después marcaría el claro penalti de Amat por cortar un centro de Cristiano desde la derecha. Aunque, eso sí, lo haría con la ayuda del juez de línea. El partido ya estaba sentenciado, pero siguió siendo muy duro. Así, poco después le perdonaba la expulsión a Lass por ponerle los tacos de su bota en la cara a Pepe, que tuvo que ser atendido.

El que no se escaparía de la expulsión sería Casado, ya en el tiempo de descuento. El defensor local entraba a Özil en una banda y se llevaba la segunda en el partido. Roja totalmente justa que no escondía la irregular actuación del colegiado, muy marcada por su grave error al impedir el gol de Benzema. Pero, por fortuna, en esta ocasión no influyó en nada en el marcador final.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información